Invasiones, amenazas y muertes en Jicamarca

Los vecinos y comerciantes del anexo 22 de la zona de Jicamarca en la provincia de Huarochirí viven desde hace meses en medio del temor, muertes e invasiones por parte de traficantes de terrenos que según denunciaron, intentan apropiarse del Gran Mercado Mayorista de Jicamarca, sin que las autoridades hagan algo por evitar este abuso.

| 24 octubre 2012 12:10 AM | Policial | 3.6k Lecturas
Invasiones, amenazas y muertes en Jicamarca
El tráfico de tierras y violencia en Jicamarca ya tiene varios años sin solución.
Traficantes de terrenos intentan arrebatar un mercado mayorista de más de siete hectáreas a la comunidad apelando a invasiones y estafas.
3672

El domingo 23 de enero de 2000 un grupo de comerciantes dio inicio a este mercado con nada menos que siete hectáreas de extensión, pero desde el año pasado este local está a punto de ser invadido por traficantes encabezados por Percin Deza Ureta, según denunciaron un grupo de dirigentas. “Este problema se repite en toda esa jurisdicción llegando al límite de vender los cerros a un precio de 10 mil soles”, aseguraron.

La comerciante y dirigenta María Mallorca relató los momentos que tuvieron que vivir la madrugada del dos de octubre pasado cuando retornaban al local. “Eran más de cien matones portando palos, botellas y armas de fuego. Lanzaron bombas molotov. Querían ingresar por la parte que aún falta cercar pero no sabían que otro grupo de nosotros estaba dentro del mercado vigilando ante las constantes amenazas que hemos sufrido. Pudo haber muertos”.

Otro intento de invasión ocurrió el año pasado en el local comunal de esa zona ocasionando la muerte del menor Bryan Padilla Castillo (15). Junto a sus padres salió a defender el local de un grupo de matones que intentó ingresar. “Ese día los vecinos salieron a defender su propiedad pero empezaron los disparos cayendo muerto Bryan, sin embargo nadie fue a la cárcel por esa muerte. Ese día se le vio a Percin Deza dirigir el ataque”, señalan las dirigentas.

“La gobernadora, la Policía, el Poder Judicial, nadie hace nada y por eso el pueblo se defiende como puede, no es que fomentemos la violencia pero no pueden arrebatarnos lo que con tanto esfuerzo hemos logrado”, afirmó la señora María Mallorca.

Israel Cervantes Román, presidente de la Asociación del Mercado Mayorista Jicamarca-Anexo 22, denunció que a fines de setiembre Deza lo visitó en el local del mercado junto a un grupo de matones amenazándolo para que no denuncie estos hechos y salga del local. “Lo que hacen estos traficantes es invadir un terreno o un local y de inmediato levantan un acta con presencia de un juez”, afirmó el dirigente.

OTROS CASOS
Según las denunciantes, los traficantes de tierras cometen sus delitos de la siguiente manera: Primero invaden algún terreno o local, luego lo venden y por último lo vuelven a vender de acuerdo a la propuesta que tengan y lo necesitados que estén.

Por ejemplo el 2010 cerca de 200 personas se enfrentaron en la zona de El Palomar con piedras y hasta armas de fuego, dejando como resultado seis pobladores heridos, tres de ellos de bala. A decir de los dirigentes, Germán Cárdenas, militante aprista que tiene varias denuncias por usurpación de terrenos fue uno de los impulsores de este intento de invasión.

Estas agresiones han obligado a los vecinos, encabezados por sus dirigentes, a interponer una denuncia ante la División de Asuntos Sociales de la Policía Nacional el 11 de octubre pasado denunciando a Martín Sulluchuco Salazar, Basilio Guzmán Huamaní, Nieves Cutipa Torres y Percin Deza Ureta por la comisión de delitos de estafa en la modalidad de estelionato, usurpación agravada, contra la paz pública y asociación ilícita para delinquir.


Alejandro Arteaga
Redacción


¿Quieres debatir este artículo? prueba abriendo un tema en nuestros foros.

En este artículo: | | | | | | | | | | |


...
Diario La Primera

Diario La Primera

La Primera Digital

Colaborador 1937 LPD