Horror en Malecón Checa

Tremendo impacto se llevó un agente del Serenazgo, en Zárate, cuando detuvo a dos jóvenes, Christian Castillo Díaz (19) y un menor de 14 años, que arrastraban en plena vía pública, a la luz del día y sobre una patineta, una caja que dejaba huellas de sangre a su paso. En el interior no había “un perro muerto”, como decía Castillo, sino los cadáveres de una madre y su hija, asesinadas a cuchilladas y que pensaban lanzar al río Rímac, desde el Malecón Checa.

| 22 setiembre 2009 12:09 AM | Policial | 5.1k Lecturas
Horror en Malecón Checa
(1) Los que transitaban por Gran Chimú se topaban con el espeluznante cuadro. El skateboard como mudo testigo. (2) El criminal confesó. Las investigaciones continúan.
A plena luz del día detienen a jóvenes arrastrando, por céntrica avenida de Zárate, un costal con los cadáveres de madre e hija, asesinadas a cuchilladas.

Más datos

DETALLE

Tras la detención, la caja con los cuerpos quedaron en plena avenida ante la estupefacta mirada de los transeúntes. La fiscal Marina Supanta fue la encargada del levatamiento de los cadáveres, que fueron derivados a la Morgue de Lima. Los implicados fueron presentados anoche a la prensa.
5120

La historia, digna de una película de horror, ocurrió alrededor de las 3 de la tarde cuando una vecina de la cuadra 3 de la avenida Gran Chimú alertó a un agente sobre el extraño cuadro: los jóvenes empujando la caja a bordo de una patineta o skateboard, rumbo al referido malecón. Le llamó la atención la huella roja y que uno de ellos estuviera manchado también de sangre. El efectivo intervino, dándose con la sorpresa que los jóvenes llevaban dos cuerpos aún tibios.

Posteriormente las víctimas fueron identificadas como Elsa Rosillo Veliz (50) y Carmen Leonardo Rosillo (19), madre e hija. La menor era pareja de Christian Castillo, quien confesó que asesinó a su ex conviviente porque ésta se negó a volver con él. Dijo haber perdido el control y matado también a su suegra, acuchillándolas a ambas en la cabeza y el cuello. Lo que no está claro es por qué la presencia del menor de 14 años, aunque inicialmente dijo que le había dicho que lo acompañe a botar la caja que supuestamente tenía un perro muerto.

Las víctimas vivían con el asesino en el Asentamiento Humano Lotización Campos Mz A, Lote 14, Calle 5, en San Juan de Lurigancho, límite con Zárate. Castillo, que días atrás abandonó a su pareja, volvió para retomar la relación pero fue rechazado. La discusión acabó en un baño de sangre. Luego del crimen, intentó echar los cuerpos al río, para lo cual no se le ocurrió mejor idea que usar como vehículo un skateboard, pues lógicamente la caja pesaba. La Policía informó luego que realmente se trataban de tres jóvenes, pero este último escapó del lugar.

Las ropas ensangrentadas del desquiciado joven y la imagen de ambos jalando en la patineta aquel bulto llamaron la atención a muchos, pues era plena tarde y estaban en una de las calles más céntricas del distrito.


¿Quieres debatir este artículo? prueba abriendo un tema en nuestros foros.

En este artículo: | | | | | | | | | | | | |


...
Diario La Primera

Diario La Primera

La Primera Digital

Colaborador 1937 LPD