Fin de año sangriento

La delincuencia no descansa ni por fin de año. El técnico PNP de 1ra. Pedro Nazario García Jiménez (46) murió asesinado de un balazo en la nuca cuando, al momento de realizar su labor de patrullaje de madrugada, intentaba intervenir un vehículo en actitud sospechosa en la calle Los Halcones de Bellavista, en el Callao.

Por Diario La Primera | 31 dic 2008 |    
Fin de año sangriento
Valeroso efectivo policial fue asesinado al tratar de intervenir vehículo de presuntos asaltantes.
Delincuentes balean patrullero en el Callao y acaban con la vida de efectivo que hacía ronda.

Más datos

HALLAN AUTO

La Policía halló el vehículo que usaron los delincuentes en la cuadra 2 de la avenida Venezuela, en el Callao. Era un Volkswagen Bora gris plateado, que presentaba un orificio de bala. En su interior se encontró un maletín con pasamontañas, casquillos de FAL y cuerdas para maniatar. Se supo que hay dos detenidos sospechosos del crimen.
El agente se encontraba en su unidad policial junto a su compañero, el técnico de 3era Luis Ayala Sala, quien acabó herido en la pierna. Los delincuentes estaban armados y dispararon contra el vehículo policial cuando éste se les aproximó. Según testigos, García Jiménez salió del vehículo y se protegió de los disparos detrás de un muro pero los delincuentes arremetieron contra él y le dispararon en la nuca. La bala le perforó el cráneo y salió despedida por el ojo derecho. Los médicos no lograron salvarle la vida.

Según la Policía, cerca al lugar se hallaba un auto dorado con sujetos que portaban armas de largo alcance, quienes también habrían disparado. Según los peritos de Criminalística, se encontraron casquillos de armas tipo FAL y de pistolas.

“Murió en su ley”
Su esposa Elizabeth Arispe lloraba la muerte de su compañero durante los últimos 18 años. “Ha muerto en su ley, fue bien entregado a su trabajo”, señaló agregando que el difunto efectivo tenía más de 20 años de servicio en la Policía y recién hace un año trabajaba en la comisaría de Ciudad del Pescador, donde le rindieron un homenaje de cuerpo presente. La viuda pidió “justicia y cadena perpetua” para los asesinos. “La delincuencia en el Callao es así y ahora le tocó a él morir sirviendo”, fueron sus palabras al despedir a su esposo.

Gianfranco Gonzales F.
Redacción

    Diario La Primera

    Diario La Primera

    La Primera Digital
    Diario La Primera comparte 119378 artículos. Únete a nosotros y comparte el tuyo.