Eva y Liliana todavía en espera

Desbaratan acusación contra Eva Bracamonte. Pareja de colombiano llegó a Lima, pero nombre de su madre no es el mismo de supuesta suegra que lo denunció en Argentina.

| 10 setiembre 2012 12:09 AM | Policial | 1.7k Lecturas
Eva y Liliana todavía en espera
Solo es una posibilidad que salgan hoy.

Más datos

CONOCE SENTENCIAS

Los familiares de las procesadas pidieron a los magistrados un juicio justo, ello debido a las declaraciones de Ariel Bracamonte, quien afirmó con total seguridad que dos de los tres vocales que conforman la Segunda Sala Penal para Reos en Cárcel están a favor de una sentencia condenatoria por homicidio, que por mayoría debería darse. ¿Cómo es posible que Ariel Bracamonte sepa de la decisión de los magistrados?, se preguntaron los seres queridos de Eva y Liliana que esperan que ambas salgan pronto de prisión.
1788

A pocas horas que Eva Bracamonte y Liliana Castro salgan de prisión, otro de los argumentos contra ambas procesadas fue desbaratado con la llegada de la verdadera pareja del colombiano Alejandro Trujillo Ospina, cuya sola identidad, Viviana Cardona Rojas, sería determinante para la próxima sentencia.

LA PRIMERA obtuvo información exclusiva que indica que Viviana Cardona Rojas (27), natural de Antioquia, llegó a Lima hace tres semanas para visitar en el día de su cumpleaños al padre de sus hijas y asesino confeso de la empresaria Miriam Fefer.

La joven empresaria colombiana fue hasta el penal de Piedras Gordas y estuvo en la capital una semana, sin embargo el nombre de su madre, es decir, la verdadera suegra del delincuente colombiano, es distinto a la que llamó a la Policía de la provincia de Salta-Argentina, afirmando que Trujillo Ospina había asesinado a una empresaria peruana por orden de su hija, es decir, Eva Bracamonte.

El nombre es Alba Rojas Puerta no tiene nada que ver con Gloria María Vanegas, la mujer que dijo ser la suegra del colombiano y solo lo denunciaba porque estaba cansada de los maltratos contra su hija. Esta información fue dada por la misma Policía salteña y terminó siendo el principal motivo para que todas las miradas de la prensa y de la policía peruana, se dirigieran a Eva y Liliana, meses antes de que fueran recluidas en prisión.

Según palabras del comisario de Salta, Reynaldo Choque, una mujer que se hacia llamar Gloria María Vanegas (GMV), le informó que Alejandro Trujillo Ospina fue el asesino de Myriam Fefer, pero después confesó que nunca verificó la información y menos la identidad del informante.

Para los abogados de las procesadas, esta nueva situación, a pocas semanas del final de este caso, podría beneficiar a las dos jóvenes que han estado presas tres años, acusadas principalmente por Ariel Bracamonte y, tal como afirman sus abogados, sin ninguna prueba contundente que las vincule con el crimen de la empresaria de origen judío.

SALEN DE PRISIÓN
El sábado Eva y Liliana fueron visitadas por sus amigas y algunas de ellas contaron a LA PRIMERA que están tranquilas, con la alegría de saber que van a dejar la cárcel y podrán reunirse con sus familiares.

Sin embargo, la demora en los procesos administrativos y los requisitos para su liberación, podrían ocasionar que salgan recién el martes o en el mejor de los casos, hoy en la tarde.

“El documento de la Sala, que ordena su liberación, aún no ha sido enviado al Inpe. Debemos redactar los documentos de las casas donde vivirán y enviar fotos de las viviendas. Además, los policías deben revisar las casas y luego designarlos para la vigilancia. Todo eso podría demandar varias horas”, afirmó una amiga de Eva y Liliana.

De otro lado, Ariel Bracamonte afirmó que “el caso está pasando por una etapa sumamente seria, de mucha incertidumbre, lo importante es saber qué va a pasar judicialmente. Los sentimientos de los implicados es algo subjetivo, que lo único que hace es enturbiar el proceso. Creo que no hay que aprovechar los sentimientos para crear cortinas de humo”.


Alejandro Arteaga
Redacción

Loading...



...
Diario La Primera

Diario La Primera

La Primera Digital

Colaborador 1937 LPD