Eva y Liliana libres

Ambas jóvenes fueron recibidas en medio de algarabía de sus familiares. Hoy continúa el juicio mientras que jueces preparan evaluación de acusación fiscal para decidir.

Por Diario La Primera | 12 set 2012 |    
Eva y Liliana libres
Eva Bracamonte cumplirá el arrestro domiciliario en Barranco.

Eva Lorena Bracamonte Fefer y Liliana Castro Mannarelli salieron ayer de prisión, en medio de la alegría de sus familiares y amigos. Sin embargo, hoy tendrán que acudir nuevamente al penal de Lurigancho para seguir con el proceso que ya lleva tres años sin sentencia y que podría dar un giro total si es que la sala considera que la acusación fiscal no está debidamente fundamentada declarando su inocencia.

A las 2 y 55 de la tarde de ayer, las jóvenes salieron del Establecimiento Penitenciario Anexo Chorrillos, custodiadas por agentes de la Dirección de Seguridad de Penales (Diserpen), y por gran cantidad de periodistas que las siguieron a las viviendas donde estarán bajo arresto domiciliario vigiladas por cuatro efectivos, dos en el día y dos en la noche, hasta el fin del proceso.

Eva Bracamonte llegó hasta la casa ubicada en la calle San Roque 203 en Barranco, donde la esperaban la profesora de danza July Naters y sus amigas de la infancia. Una vez dentro, se escucharon los gritos de felicidad de todo el grupo que preparó un recibimiento sorpresa.

Por su parte, Liliana Castro Mannarelli llegó hasta la casa de sus abuelos en la calle Manuel de la Fuente Chávez 659, en la urbanización San Antonio, en Miraflores, donde sus hermanas y padres la abrazaron en medio de la sala, que fue adornada con globos y frases de bienvenida.

“Estamos todos muy alegres, ella está tranquila y vamos a celebrar pero no puede hacer declaraciones”, dijo una familiar que salió por unos segundos.


Liliana Castro estará en casa de sus abuelos en Miraflores.

QUIERE VER A SU PADRE
July Naters, profesora de danza y una de las mayores defensoras de Eva Bracamonte reveló a LA PRIMERA que a Eva le encantaría vivir con su padre, quien reside en Chachapoyas, para recuperar el tiempo perdido y la forma en que se llevaban cuando ella era niña.

Además, Naters señaló que no es verdad que hayan dilatado el proceso, y que ambas hayan sido apoyadas por los jueces, tal como lo indicó Ariel Bracamonte. Pero sí dejó en claro que lo único que pretende el hermano de Eva es sembrar dudas con afirmaciones sin pruebas.



ACUSACIÓN FISCAL
La madrugada del 15 de agosto de 2006 la empresaria de origen judío Myriam Fefer fue encontrada muerta dentro de su dormitorio en su casa de San Isidro. Desde el 2009 el Ministerio Público se encargó de buscar las pruebas que vincularan a su hija Eva y Liliana Castro como autoras intelectuales de su muerte solo por una supuesta ambición por el dinero y la opción sexual de ambas.

Para el abogado Luis Lamas Puccio, en los próximos días la sala iniciará la valoración de las pruebas y en ese sentido los magistrados deberán considerar si la Fiscalía fundamentó de manera razonable para generar convicción en los jueces. “Acá discutimos si son inocentes o culpables. Para condenar a una persona se tiene que estar convencido que los procesados fueron los autores del crimen. En relación a esto, nosotros hemos comprobado que la acusación fiscal no tiene sentido”, afirmó Lamas Puccio. De otro lado refirió que le escandaliza que se ponga en tela de juicio la honorabilidad de los jueces solo por declaraciones sin sentido ni fundamento. “Es irresponsable acusar sin pruebas” afirmó el letrado en relación a las declaraciones de Ariel Bracamonte que afirmó que su hermana Eva corrompía jueces. Es ese sentido criticó la actuación de la Oficina de Control de la Magistratura (Ocma) por investigar a los jueces solo por las declaraciones de Ariel debilitando las decisiones judiciales.


Alejandro Arteaga
Redacción


Diario La Primera

Diario La Primera

La Primera Digital
Diario La Primera comparte 119374 artículos. Únete a nosotros y comparte el tuyo.