Eva dice su verdad

Eva Bracamonte, principal sospechosa del asesinato de su madre, Myriam Fefer (51), dijo que no la mandó matar, que todo lo que se está publicando sobre ella es falso, que se siente tranquila por la captura del sicario y que tarde o temprano la verdad saldrá a luz.

Por Diario La Primera | 04 ago 2009 |    
Eva dice su verdad
Hermanos se acusan del asesinato de su madre.

Más datos

DETALLE

Hay muchas razones para que la policía sospeche de Eva Bracamonte: su aparente insensibilidad después de la muerte de su madre, la herencia millonaria de por medio, las declaraciones del sicario Trujillo Ospina, la llamada a su celular el día que se consumó el crimen, las afirmaciones de su hermano Ariel y de Peggy Roif Rostain, prima hermana de Myriam, quien corroboró que las relaciones madre/hija eran conflictivas y por los antecedentes familiares de su empleada Liliana Castro Manarelli, en fin… Todo un rompecabezas que se tiene que armar.

En la entrevista exclusiva que ofreció a “Día D”, también apareció Liliana Castro Manarelli, su ex pareja, quien señaló que vive con Eva Bracamonte -“de quien estuve muy ilusionada”, dice-; confirmó que es gerente administrativa de sus negocios, que es muy allegada a la familia y que antes se llevaba muy bien con Ariel, el hermano menor,… hasta que surgieron las desavenencias.

Eva Bracamonte Fefer (21) decide romper su silencio debido a las supuestas declaraciones de Alejandro “Hugo” Trujillo Ospina, sicario colombiano, que la sindica como la que lo contrató para asesinar a su madre.

No tenía motivos
“Yo no tenía ningún motivo para matar a mi madre”, dice con la frialdad que siempre la ha caracterizado. Sin embargo, la policía tiene fuertes sospechas sobre ella. Al respecto, dice que “no me han mostrado ningún documento legal que diga que el sicario me ha nombrado (como autora intelectual). Son especulaciones de la policía. No conozco a Trujillo, no he mantenido contacto con él”.

Esto lo confirman los abogados de Eva Bracamonte, los doctores Luz Saavedra y Julio Rodríguez, que afirman que todo lo que se dice contra su cliente “es falso e irresponsable, porque no hay pruebas”.

Extraña llamada
Sin embargo, hay una sospechosa llamada que Eva recibió del celular de su madre, cuando estaba siendo asesinada o ya estaba muerta, pero ella lo descarta. El móvil fue robado por el sicario.

“Yo duermo con mi celular apagado, nunca vi esa llamada”, dijo a pesar de que las autoridades cuentan con un registro de Telefónica del Perú, que confirma la comunicación por un lapso de dos segundos.


Diario La Primera

Diario La Primera

La Primera Digital
Diario La Primera comparte 119374 artículos. Únete a nosotros y comparte el tuyo.