Eva Bracamonte libre después de 4 años de carcel

La joven volvió a casa y se reencontró con familiares y amigos, tras cuatro años de encierro. Evitó declarar a los medios porque no estaba en condiciones emocionales para hacerlo.

| 30 setiembre 2013 01:09 AM | Policial | 4.6k Lecturas
Eva Bracamonte libre después de 4 años de carcel
Eva Bracamonte vuelve a estar tranquila
4616

Eva Bracamonte Fefer, para muchos víctima de una injusticia, regresó ayer a su casa de la avenida Paul Harris, en San Isidro, para reencontrarse con sus familiares y amigos después de recobrar su libertad tras cuatros años de encierro luego de la anulación de un juicio en el que fue condenada, sin pruebas que lo ameriten, a 30 años de prisión

Su salida de la cárcel fue posible por la decisión del juez supremo dirimente del caso, Segundo Morales Parraguez, quien el último viernes dispuso su inmediata excarcelación por la carencia de pruebas en contra de la joven, aunque, pese a ello, en vez de absolverla dispuso que sea juzgada nuevamente

A las10:00 de la mañana y en medio de la expectativa de decenas de periodistas, la joven salió del penal de mujeres de Chorrillos y abordó la camioneta donde la esperaban su padre, Marco Bracamonten y su amiga July Naters.

QUIERE DESCANSAR

Marco Bracamonte confirmó que, en su primer día de libertad, Eva solo descansará ya que en las noches anteriores a la decisión del juez no pudo dormir. Debido al estrés que está sufriendo, dijo, no hará declaraciones a la prensa.

“Eva me contó que en los últimos dos días no pudo dormir nada. No programamos ninguna fiesta de recibimiento, pero toda la familia está feliz de verla”, señaló.

Asimismo, pidió comprensión porque la joven está sumamente nerviosa. “Yo me imagino que a partir del mañana o pasado las cosas estarán más en orden. Definitivamente ni hoy ni mañana”, dijo.

Asimismo, Bracamonte indicó que Eva tiene sentimientos encontrados, porque si bien recuperó la libertad también siente tristeza por haber dejado a compañeras que le brindaron su apoyo y cariño en la prisión.

“Está afectada. Creó fuertes vínculos porque hizo una vida adentro. Evidentemente le ocasiona sentimientos de pérdida y es natural según nos explico el psicólogo. Allá siempre estuvo acompañada, y aquí habrá momentos en que se sentirá un poco sola porque todos tenemos que trabajar, hacer nuestras cosas”, indicó.

RESIGNACIÓN

Marco Bracamonte señaló que Eva tomó con resignación la decisión judicial que anula el juicio contra la joven, no obstante, indicó, lo correcto era que la justicia la absuelva de toda culpa, tal como lo hizo con Liliana Castro Manarelli.

“Ella tiene que equilibrar su vida y, por recomendación psicológica, no dará declaraciones a la prensa por el momento debido a que ‘el estado de shock’ por la recuperación de su libertad le durará aún un tiempo”, respondió sobre la posibilidad de que su hija retorne a ciertas actividades, como sus estudios en la universidad.

Eva y los suyos creen que el fallo no fue del todo justo, y no son los únicos. En las inmediaciones de su residencia de la calle Paul Harris, un grupo de jóvenes mostraba su respaldo a la joven. Indicaron que confían en que en el próximo juicio se hará “una real justicia”.

“Este grupo ha sido de gran apoyo para mi hija. Ella esta muy agradecida con ellos, pero de momento lo que necesitaba era dormir, descansar. Seguramente en los próximos días tendrá tiempo para conversar con alguno de ellos”, indicó el padre de la joven.

La Primera

ASPECTOS LEGALES

Bracamonte afirmó que su hija no podrá salir del país debido a una disposición del juez. “Es la única restricción que tiene”, afirmó, mientras el abogado de Eva, José Urquizo, señaló que, salvo esta limitación, su defendida tendrá libertad plena, sin estar obligada a ir a firmar cada mes un libro en el Poder Judicial, como ocurre en los casos de arresto domiciliario.

El abogado ,además, estimó que el nuevo juicio que afrontará Eva, por el asesinato de su madre, la empresaria Myriam Fefer, tardará entre 6 y 7 meses. Aprovechó para insistir en que el juicio a la joven se basó en investigaciones sesgadas, cargadas de pruebas viciadas e incongruentes. Según dijo, muchas de las pruebas no fueron actuadas dentro de la validez del procedimiento.

“La Corte Suprema ha realizado un análisis transversal del expediente, ha comenzado a revisar todos los elementos probatorios que consideraron valiosos para los jueces que sentenciaron a Eva Bracamonte; y al realizar ese análisis han percibido lo que el mismo juez ha denominado un vicio de incongruencia y en consecuencia una nulidad procesal”, puntualizó.

En tal sentido, indicó que se ha determinado que otro colegiado realice actividades probatorias sobre elementos que se tomaron en cuenta para la sentencia contra su defendida, como la autenticidad de mensajes electrónicos o el acta de la diligencia de la reconstrucción de los hechos, así como la inexistencia de un peritaje telefónico.

El abogado aclaró, además, que, de alegarse que el principal móvil fue el lucro, como argumentan los detractores de Eva, existen documentos y escrituras públicas que ponen en evidencia que su defendida había recibido la herencia de su abuelo, Enrique Fefer, a los 15 años de edad y que ella misma decidió entregar un poder a su madre para que controle su dinero, lo que probaría su inocencia.

PALABRA DE PADRE

Luego de saber la decisión del juez, Ariel Bracamonte, el hermano de Eva, afirmó en de su cuenta en twitter que la “Nulidad no es sinónimo de inocencia. Es sinónimo de un Poder Judicial que no sabe hacer su labor o, en el peor de los casos, de corrupción”.

Asimismo, otro tuit dejó entrever que la investigación policial y fiscal sobre la muerte de su madre fue desvirtuada con argumentos mediáticos.

“Curioso cómo algunos dan por sentado una acusación mediática y echan al tacho una investigación policial y fiscal. No Sorprende, es Perú.”, alegó.

“Le preguntaría (a Ariel) qué pruebas concretas existen contra su hermana. Que diga una sola prueba que esté en el expediente. Que la mencione, que la corrobore con algún documento. Va a ver usted que no podrá presentar absolutamente nada”, replicó Marco Bracamonte..

Asimismo, explicó que cuando Ariel habla de investigación policial y fiscal, precisamente la misma sentencia recoge y admite que durante estas pesquisas hubo irregularidades y omisiones.

Indicó que su hijo se está amparando en el asunto más cuestionable, en los argumentos que han tenido los magistrados para declarar la nulidad, que considera injusta, pues Eva debió salir en libertad definitivamente.

“Debieron absolverla porque obra en el expediente toda la información necesaria para ello. A veces los jueces actúan con cierto temor, son un poco timoratos. Tenemos que acatar (la decisión) y tendremos que aceptar un nuevo proceso en algunos meses. Seguramente el próximo año, me imagino que por el mes de abril”, finalizó.

Via: La Primera (Roger Chuquín)

¿Quieres debatir este artículo? prueba abriendo un tema en nuestros foros.


En este artículo: | |


Fuente: > La Primera
La Primera Digital

La Primera Digital

La Primera Digital

Colaborador 9324 La Primera Digital