Estado de emergencia demorado en Chosica

Luego que Chosica fuera afectada por huaicos todo el fin de semana, una joven muriera y aumentara la crisis, el gobierno reaccionó y ayer declaró en emergencia por lluvias a la zona este de Lima. El premier Yehude Simon llegó para inspeccionar los daños provocados por toneladas de piedras y barro que han dejado inhabitables decenas de viviendas.

| 18 febrero 2009 12:02 AM | Policial | 1.2k Lecturas
Estado de emergencia demorado en Chosica
Sigue el temor de nuevos huaicos en la zona. Se espera ayuda ágil.
Riesgo continúa para pobladores y exigen ayuda urgente. Premier tuvo que visitar zona para darse cuenta de la devastación.

Más datos

EJÉRCITO PRESENTE

Simon hizo además un llamado al jefe del Ejército, Otto Guibovich, para que apoye en las labores de rescate y prevención. “A ver cómo el Ejército se solidariza con nosotros y nos ayuda con su maquinaria y soldados. En el Año de la Unidad Nacional todos los peruanos deben poner el hombro”, indicó. Horas después se reunió con Guibovich para coordinar la participación militar.
1230

Si bien la población agradece que el Estado llegue, pues espera recibir carpas, colchonetas y víveres, la mayoría de moradores de la Asociación Huayaringa Alta en Santa Eulalia, afectada por los deslizamientos, criticaron la demora en la reacción de las autoridades centrales, pues pese a advertencias de que el sitio podía ser golpeado por huaicos y derrumbes, no tomaron las previsiones del caso.

El jefe del gabinete explicó que, con el estado de emergencia, ahora el presidente regional de Lima, Nelson Chui, y el alcalde chosicano, Luis Bueno, van a disponer de los recursos necesarios para alquilar maquinaria pesada y hacer los trabajos de descolmatación para las diversas acciones contra los embates de la naturaleza. Entre las zonas más afectadas y que necesitan ayuda urgente, según Defensa Civil y la población, están Nicolás de Piérola, Hipólito Unanue, Ricardo Palma y El Pedregal, en las zonas de Chosica y HuarochirÑ

La tragedia sigue
El panorama en los poblados de Chosica y Matucana es crítico. En el asentamiento humano Nicolás de Piérola, en la quebrada Quirio, hay 100 viviendas a punto de colapsar. La pobladora Carolina Cance Manrique pidió que la ayuda llegue pronto, pues quedó en medio de la nada luego que el huaico arrasara su vivienda. Ahora no tiene cómo proteger a sus tres niños.

Como ella, durante el fin de semana, al menos 20 familias soportaron derrumbes de lodo y piedras de considerable intensidad. Sus habitantes se quejan que pasaron días desde que el desastre natural los dejó desamparados y lo único que ven es maquinaria pesada removiendo piedras, cuando necesitan alimentos, ropa y un lugar para dormir. El dirigente del Comité 44 de esta quebrada, Johnny Pacheco, acusó al alcalde de preocuparse sólo por remover el desmonte ocasionado por el huaico, mas no por la gente desamparada. “Estamos olvidados y no sabemos por cuánto tiempo más viviremos así”, expresó indignado.

Loading...



...
Diario La Primera

Diario La Primera

La Primera Digital

Colaborador 1937 LPD