Encuentran cadáver atado de pies y manos

Otro asesinato con excesiva crueldad fue cometido en la capital esta vez contra un hombre que fue golpeado y acuchillado varias veces no sin antes ser atado de pies y manos dentro de su dormitorio en su casa del Cercado de Lima.

| 30 junio 2012 12:06 AM | Policial | 1.6k Lecturas
Encuentran cadáver atado de pies y manos
Crueldad e ingreso de asesinos sin forzar cerraduras convierte en sospechosos a esposa e hijos.
Sexagenario fue acuchillado en su cuarto. Policía detuvo a su esposa y dos hijos con quienes vivía en la misma casa, que la disputaban en un juicio.
1652

La víctima fue identificada como Mauricio Augusto Almidón Garay (61), quien fue hallado sin vida por su sobrina en su vivienda ubicada en la cuadra 19 de la avenida Materiales después de no verlo desde principios de la semana.

Según su sobrina Victoria Salinas, cerca de las once de la noche del jueves fue a la casa de su tío para visitarlo pero como nadie le abría la puerta, utilizó las llaves que su propio tío le dio. Al ingresar, un desagradable olor precedió el hallazgo del cuerpo de su familiar en medio de gran cantidad de sangre en el piso y en la cama. El cadáver tenía varias heridas punzocortantes, sus manos y pies estaban atados, la luz y el televisor estaban encendidos, pero no había signos de violencia en las chapas de las puertas ni en las ventanas. De inmediato la joven salió y pidió ayuda hasta que llegaron agentes de la comisaría del sector pero por orden del fiscal de turno las investigaciones fueron encomendadas a la División de Homicidios.

“Mi tío me dio las llaves porque había recibido varias amenazas y quería que siempre lo visitara para que me enterara si algo malo le pasaba”, afirmó la joven que vive a dos cuadras de la casa del sexagenario. Almidón Garay vivía en el segundo piso de la vivienda que compartía con su esposa, Lorena Quilla Quilla de Almidón y con sus hijos Roger y Alan, pero ambos estaban separados y según sus vecinos tenían un juicio por la propiedad del inmueble.

La crueldad y el ingreso de los asesinos sin forzar las cerraduras, hizo que los efectivos de la Dirincri detuvieran preliminarmente a Quilla y a sus dos hijos como sospechosos con quienes regresaron a la vivienda e ingresaran al cuarto en presencia del fiscal de turno.


Alejandro Arteaga
Redacción

Loading...


En este artículo:


...
Diario La Primera

Diario La Primera

La Primera Digital

Colaborador 1937 LPD