El narcohelicóptero de Pizza

Lo controvertido de la adquisición es que esa aeronave fue utilizada para transportar droga. Claudio Pizarro dice no saber nada, aunque los papeles que mostró la periodista Juliana Oxenford, de “Punto Final”, dicen lo contrario.

| 29 julio 2009 12:07 AM | Policial |3.7k Lecturas
El narcohelicóptero de Pizza
La policía investiga los lazos de Claudio Pizarro con “Guille.
Claudio Pizarro y su padre le habrían prestado US$ 625 mil a una empresa vinculada a Luis Guillermo Ángel Restrepo (a) “Guille”, narcotraficante colombiano.
3758  

Luis Guillermo Ángel Restrepo (a) “Guille”, fue uno los hombres más buscados en la década de los 80 en Colombia, cuando Pablo Escobar defendía, a punta de asesinatos, bombas y secuestros, su liderazgo como amo y señor de la droga.

“Guille” obtuvo una especie de impunidad para trabajar legalmente. Vino al Perú y el 2007 se convirtió en presidente de “Helicópteros Petroleros”, la empresa que fundó un ex marino, amigo del papá de Claudio Pizarro, luego de recibir un préstamo de más de US$ 500 mil del jugador, para reflotar otro negocio, “Hélica del Oriente”.

La Policía Nacional está preocupada por la vinculación del afamado jugador con el conocido narcotraficante colombiano. El pasado mes de julio Pizarro negó conocer a Juan Mariano Díaz Lassus y sus empresas, a quien le prestó US$ 625 mil, cuando “Guille” operaba en Colombia, pero después lo admitió.

Cosas raras…
Díaz Lassus decidió pagar la mitad de la deuda con un helicóptero modelo “Cassan”. Lo raro es que mientras Pizarro dice no saber nada del helicóptero, el ex marino acaba de asegurar a la policía que no pudo entregarles la aeronave porque había una orden de embargo y que, finalmente, ésta fue rematada.

La Comisión Investigadora de Accidentes Aeronáuticos informó que el 9 de noviembre del 2003, la aeronave de los Pizarro salió a las 11 y 30 de la mañana del aeropuerto de Pucallpa, con un detalle importante: la carga y los pasajeros no fueron pesados. La aeronave despegó pero a los 50 minutos el piloto aterrizó de emergencia en pleno corazón de la selva. Según el expediente, la aeronave sólo sufrió una leve avería. Lo extraño es que, al realizarse las pesquisas, no se detectó ninguna falla que haya podido ocasionar el siniestro.

Lo que sí se halló es una importante diferencia entre el peso que calculó el piloto a la hora de despegar y el que calcularon los investigadores después: 356 kilos de diferencia que nadie sabe a dónde se fueron.

¿Llevaba droga?
Se sospecha que haya sido una carga de droga, más aún si se tiene en cuenta que el piloto del helicóptero, Marcial Berrún Barrera, habría sido procesado por el supuesto delito de tráfico ilícito de drogas.

Quedan sueltas muchas interrogantes: ¿Si el accidente fue en noviembre del 2003, cómo hizo Juan Mariano Díaz Lassus para transferir en enero del 2004 el helicóptero a nombre de Claudio Pizarro Dávila? ¿Por qué el padre del jugador cobró una póliza de 50 mil dólares si, tal como consta en los papeles, el día del siniestro la aeronave todavía no era suya, si no de la empresa “Hélica del Oriente”? ¿Por qué los Pizarro no denunciaron a Juan Mariano Díaz Lassus, por no entregarles el helicóptero? ¿Qué tanto misterio puede existir alrededor de un helicóptero para desaparecerlo del mapa?

Félix Grijalba Sato
Redacción

Loading...


En este artículo: | | | | | | |


...
Diario La Primera

Diario La Primera

La Primera Digital

Colaborador 1937 LPD

Diario La Primera ha escrito 125390 artículos. Únete a nosotros y escribe el tuyo.