Efectivos acusados de atacar a madre e hija

El Ministerio de Justicia, a través de la Defensoría de Oficio en Trujillo, investiga a dos suboficiales de la Policía Nacional que habrían maltratado a una mujer y a su hija de 19 años, luego que ambas observaran una extraña conversación de los efectivos y unos delincuentes.

Por Diario La Primera | 04 feb 2009 |    
Efectivos acusados de atacar a madre e hija
Supuestos malos agentes enlodan imagen de la institución policial.
Mujer y su familia vieron a efectivos dialogando con delincuentes. Estos, al percatarse las intervinieron sin motivo. Caso llegó hasta el Ministerio de Justicia

Más datos

DETALLE

Tras la denuncia, la ministra de Justicia, Rosario Fernández, dispuso que un abogado de la Defensoría de Oficio de Trujillo asistiera legalmente a Rivasplata. A su vez, la directora distrital de la Defensoría de Oficio de La Libertad, Lupe Dextre López, designó a la abogada Alegre Cano. El caso sigue su proceso.

Según testimonio de la presunta agraviada, Cecilia Rivasplata, ella, su hija y otros familiares regresaban a su casa en taxi, luego de una reunión privada, cuando observaron un patrullero estacionado a la altura de la céntrica avenida César Vallejo. Rivasplata contó vía RPP que pudo distinguir a los policías en actitud sospechosa, conversando con delincuentes.

De pronto, el patrullero encendió luces y sirenas para perseguir a toda velocidad el taxi en el que viajaba, logrando cerrar su camino en la calle Zela, cerca del centro de Trujillo. “Abrieron la puerta y jalonearon a mi hija de 19 años para que salga del carro. Dijeron que nos estaban interviniendo. Les dije que era una ciudadana, que tengo derecho a mi libertad y que estaba volviendo a mi casa después de cenar, no tenía por qué darles explicaciones”, narró, entre sollozos, Cecilia Rivasplata.

Identificaron a policías
En el taxi se encontraban, además de ella, su hija, su madre y una amiga. “Nos dijeron que el taxi era sospechoso. Respondí que los sospechosos eran ellos y pregunté qué tanto les había molestado que hayamos mirado”, agregó Rivasplata, quien leyó la placa del patrullero, PL-7400 y hasta pudo tomar fotografías de lo que estaba ocurriendo. “Cuando saqué mi cámara, me empujaron”, dijo Rivasplata, quien se comunicó con la misma ministra de Justicia, Rosario Fernández para denunciar el caso.

En cuanto a los agentes, se supo que los suboficiales PNP Tomás Aranda Juárez y Segundo Ugaldez Vásquez son investigados por la Inspectoría de la Policía Nacional de Trujillo, luego de la queja interpuesta por Silvia Alegre, abogada del ministerio. Ambas partes serán confrontadas para determinar la verdad en el caso.


Diario La Primera

Diario La Primera

La Primera Digital
Diario La Primera comparte 119374 artículos. Únete a nosotros y comparte el tuyo.