Crece ola de asaltos

Dos asaltos en menos de 12 horas se registraron en Lima, donde las bandas organizadas aprovechan la pasividad de la policía para perpetrar sus delitos. Un grupo de delincuentes fuertemente armados (inclusive con explosivos) y vestidos de policías ingresó a uno de los locales de supermercado Plaza Vea, en la cuadra 49 de la avenida Petit Thouars, en Miraflores.

| 06 octubre 2009 12:10 AM | Policial | 862 Lecturas
Crece ola de asaltos
Una racha que no se detiene. Violencia urbana en índice creciente.
En menos de 12 horas, bandas organizadas saquean dos tiendas y desvalijan además a 50 pasajeros de bus.

Más datos

ASALTO

De otro lado, dos robos fueron cometidos por un grupo de hampones, llevándose un monto que superaría los 55 mil dólares. El primero ocurrió cuando los facinerosos abordaron el bus de la empresa Turismo Colores SAC, apoderándose de más de 15 soles y demás pertenencias de los 50 pasajeros. Los viajeros responsabilizaron al conductor del bus, pues permitió que los ladrones suban en un paradero informal de la localidad de Huarmey. El segundo hecho se dio en las instalaciones de la clínica “Tomonorte”. Tres ladrones irrumpieron en horas de la madrugada al local y se apoderaron del moderno equipo tomográfico, utensilios y otros objetos por un valor que bordea los 50 mil dólares.
862

Al promediar las 1:30 a.m., los 12 hampones, entre ellos dos mujeres, burlaron la vigilancia del local y redujeron a golpes a los vigilantes y trabajadores de reposición nocturna y el personal de limpieza “Campo Mayor”, a los que obligaron a tirarse al suelo con la finalidad de llegar hasta las cajas para apoderarse del dinero, que era parte de la venta del fin de semana.

Provistos de sopletes y otras herramientas, los ladrones intentaron abrir una de las cajas fuertes, pero el humo que surgía dentro del local activó la alarma contra incendios. Los hampones al verse descubiertos, cargaron con algunos electrodomésticos de poco valor, así como más de una decena de celulares, huyendo en tres vehículos. Hasta el lugar llegaron efectivos de la División de Robos, y seis miembros de la Unidad de Desactivación de Explosivos, quienes detonaron uno de los explosivos dejados por los hampones al momento de la fuga. Los cinco empleados que fueron golpeados con la cacha de los revólveres, fueron conducidos a la clínica San Antonio de Miraflores.

La División de Robos de la Dirincri analiza los videos de seguridad del establecimiento, tratando de identificar a los integrantes de la banda.

50 mil soles en celulares
El otro robo se cometió en una agencia de la compañía Claro, ubicada en el Jirón de la Unión 485, en el centro de Lima. Tres ladrones armados ingresaron al local y amedentraron a los empleados, apoderándose de equipos celulares por un monto que superaría los 50 mil soles.

Para el coronel Hernán Reyes, estos atracadores venían estudiando con tiempo el accionar de los trabajadores para perpetrar los delitos. No se descarta que la información otorgada a los delincuentes haya sido proporcionada por trabajadores de los negocios.




¿Quieres debatir este artículo? prueba abriendo un tema en nuestros foros.


...
Diario La Primera

Diario La Primera

La Primera Digital

Colaborador 1937 LPD