“Coco” era antisocial y promiscuo

Jorge “Coco” Glenni no tiene evidencias de psicopatología. Fue abandonado por su madre biológica a los dos años de edad. Sus padres eran drogadictos. Pedro Glenni decidió rescatarlo y lo adoptó.

Por Diario La Primera | 27 jul 2009 |    
“Coco” era antisocial.

“Coco” tuvo afecto y no padeció carencias económicas. En el 2008, sin embargo, tiene conflictos con su padre adoptivo y decide, por ello, abandonar el hogar. Cuando era niño, fue víctima de tocamientos sexuales por parte de un familiar, cuando tenía sólo 7 años y a los 18 pagó las atenciones de un odontólogo homosexual, con servicios sexuales.

Conoció a Marco Antonio en una discoteca de ambiente. El estilista le ofreció trabajo como anfitrión en una de sus peluquerías pagándole 600 soles mensuales. También le pagaba 200 soles por cada sesión sexual.

Marco Antonio desconocía los antecedentes de “Coco”, que a la postre se convirtió en su violento asesino. Producto de un hogar disfuncional, carente de afecto y de adecuados patrones familiares y sociales, configuran el perfil un asesino en potencia.

Se sabe que “Coco” actúa irresponsablemente. Sin embargo, disfraza su conducta torcida y aviesa, porque sabe permanecer sereno. Y no tiene sentimientos de culpa, ante la gravedad de sus actos.


    Diario La Primera

    Diario La Primera

    La Primera Digital
    Diario La Primera comparte 119374 artículos. Únete a nosotros y comparte el tuyo.