Celos asesinos

Al ser capturado en casa de sus familiares en Chimbote, Daniel Casós León (26) negó haber matado a nadie y mucho menos a quien fuera su pareja, Teodolinda Tirado Barnuevo (39). Sin embargo, reconoció que “por amarla tanto” no pudo soportar que la relación se acabe, entonces fue que decidió asesinarlala.

Por Diario La Primera | 08 ago 2008 |    
Celos asesinos
Su obsesión por no perderla lo llevaron a convertirse en un criminal.
Traen desde Chimbote a obrero que mató a su pareja y la botó en una maleta.

Más datos

DETALLE

La familia de Teodolinda dijo que recibió llamadas en las cuales la amenazaban de muerte. Su cadáver fue hallado tapado con frazadas y en una maleta el domingo.

Narró cómo empezaron los líos en la pareja, desencadenando en una trágica discusión que lo llevó a golpearla en la cabeza para luego proceder a ahorcarla y axfixiarla tapándole la boca y nariz con una casaca. El hecho de sangre se dio en la casa de los padres del hombre, en el asentamiento humano Huáscar, en San Juan de Lurigancho y ahí fue que la envolvió en sus frazadas y escondió las piernas de la difunta en un maletín rojo, los cuales fueron reconocidos por el propio padre del asesino.

Muchas veces, Teodolina le advirtió que la relación no iba más. Ella tenía otros planes, lo cual hizo suponer a su asesino que pensaba regresar con su esposo, el suboficial PNP Javier Príncipe. Así pudieron más sus celos asesinos.detalle

Referencia
Celos asesinos

    Diario La Primera

    Diario La Primera

    La Primera Digital
    Diario La Primera comparte 119374 artículos. Únete a nosotros y comparte el tuyo.