Caen asesinos por crimen a médicos

Los asesinos de los médicos Manuel Moreno Mallqui (69) e Iris Senisse Yarasca (49), hallados muertos en una casa del exclusivo balneario de Punta Negra, fueron capturados por los agentes de la División de Homicidios de la Dirincri. Para la Policía, el móvil del crimen sería el robo agravado. Sin embargo, la presunta autora intelectual del asesinato, Gilda Liz Chávez Terrones (28) tendría un motivo de venganza con el cirujano, ya que éste fue el último en observar la salud de su fallecida madre y no pudo salvarle la vida cuando la atendió en octubre por un trasplante hepático.

Por Diario La Primera | 23 ene 2009 |    
Caen asesinos por crimen a médicos
(1) Gilda Chávez tenía planeado crimen en casa de playa y para ello contactó a su ex pareja. (2) Según la Policía, misteriosas pintas fueron para despistar robo.
Para la Policía, homicidio se debió a robo, pero no descartan venganza pues cirujano no pudo salvar a madre de la presunta asesina.

Más datos

DETALLE

Según el coronel Miguel Canlla, jefe de Homicidios, Amparo era una amiga en común del cirujano y la asesina, siendo esta última quien -para desviar las investigaciones- trata de involucrarla en el asesinato haciendo creer que era un crimen pasional. El caso pasó a la 1ra. Fiscalía Provincial Mixta de Lurín.

Pese a ese hecho, Gilda y el doctor se hicieron buenos amigos. Según la Policía, ella solía visitar la casa del médico y desde ese momento observaba los objetos de valor.

Macabro hallazgo
El 22 de diciembre a las 11 de la noche, la Policía reportaba el hallazgo de dos cadáveres en la ducha de la vivienda del exclusivo balneario en Punta Negra. Álvaro Moreno Gonzales, hijo del cirujano, viajó hasta la playa para buscar comunicarse con su padre luego de estar tres días sin saber nada de él. Sin embargo, se encontró con una escena salida de una película de terror.

El cuerpo de su padre lucía junto al de una mujer, de profesión odontóloga, que trabajaba como su secretaria en los servicios médicos que brindaban. Él había sido estrangulado y la mujer murió producto de diversos golpes. Según las investigaciones policiales, los mataron en las habitaciones y luego arrastraron los cuerpos hasta el baño del tercer piso donde fueron ubicados. En las habitaciones se notaban las manchas de sangre, pero era una pinta hecha con sangre en la puerta lo que hacía más espeluznante el caso: “Por ti, Amparo”, creyéndose un crimen pasional.

Según la versión policial, todo empezó el sábado 20 de diciembre. El médico organizó una reunión y entre las invitadas estuvo su asesina. Estuvo él, una vecina por un corto tiempo, su compañera Iris y su asesina, Gilda. A eso de las 10:30 p.m., los médicos discutieron ocasionando que la vecina se marche.

Gilda aprovechó para facilitar el ingreso de su ex pareja, Héctor Daniel Quiroz (28) y Carlos Castañeda Nongrados (36) que victimaron a los médicos. Los sujetos se llevaron artefactos, entre ellos un televisor LCD y una laptop, y tarjetas de crédito. Luego fugaron en el auto del médico.

El 14 de enero, la Policía captura a Héctor Quiroz y admite su participación en el crimen, asegura que las inscripciones de sangre las hace para despistar a las autoridades, así como obtuvo documentos falsos para utilizar las tarjetas de crédito robadas gastándose S/. 8 mil. Finalmente, sus confesiones lograron que la Policía ubique a Gilda, la mujer que estuvo detrás de las muertes.

Gianfranco Gonzales F.
Redacción


Diario La Primera

Diario La Primera

La Primera Digital
Diario La Primera comparte 119378 artículos. Únete a nosotros y comparte el tuyo.