Asesina a su familia

Otro horrendo crimen conmociona el sur. Un obrero, identificado como Clemente Calderón Miranda (35), motivado por los celos enfermizos, envenenó a sus dos pequeños hijos y arremetió a cuchilladas contra su esposa, para luego suicidarse en la localidad sureña de Ica.

| 28 octubre 2009 12:10 AM | Policial | 1k Lecturas
Asesina a su familia
Otro sujeto que pierde la razón y no sólo se mata sino que acaba con sus inocentes hijos.
Desquiciado por los celos, sujeto envenena a sus hijos, acuchilla a su esposa y finalmente se suicida, en Ica.

Más datos

DETALLE

Los familiares de la pareja se agredieron física y verbalmente en las afueras de la morgue de Ica, pues cada uno responsabiliza a la otra familia del trágico suceso. El homicida tenía una denuncia por maltrato familiar en la comisaría del sector.
1055

El filicidio se registró la noche de ayer, cuando el iracundo sujeto regresó a su domicilio ubicado en la manzana C, lote 6, del asentamiento “Virgen de Asunta” para darles de cenar a los hermanos Carolina (14) y Luis (9) Miranda Rojas. El desalmado padre combinó la comida y bebida con un potente raticida, para luego acostar a los menores, quienes murieron producto de la intoxicación.

Eran pasadas las 22:30 horas, cuando a la precaria vivienda llegó María Rojas Huamán (32), pareja del homicida, quien fue a buscar a sus hijos, encontrándolos muertos y botando espuma por la boca. En su desesperación, la mujer golpeó a Calderón Miranda, originándose una pelea que llamó la atención de los vecinos. El criminal tomó un cuchillo de 25 centímetros con el que apuñaló cuatro veces a su pareja. Creyéndola muerta la dejó tendida sobre un gran charco de sangre, para luego huir.

Gravemente herida María Rojas fue conducida por los vecinos al hospital de Campaña, donde se recupera de las profundas heridas en la espalda y tórax. “El es un buen hombre. Jamás imaginamos que algo así sucedería pues mi tío amaba a su familia. Ella tiene la culpa de todo porque siempre le fue infiel”, afirmó extrañamente un familiar del homicida.

La Policía inició un operativo para dar con el asesino, quien finalmente fue encontrado sin vida y con signos de envenenamiento, a dos cuadras de la escena del crimen. Los tres occisos consumieron del raticida. El sujeto pretendía acabar con toda su familia.


¿Quieres debatir este artículo? prueba abriendo un tema en nuestros foros.


...
Diario La Primera

Diario La Primera

La Primera Digital

Colaborador 1937 LPD