Asaltan imprenta a plena luz del día

Atentado obstaculiza impresión de este diario. Matones contratados por Ytalo Otárola golpearon salvajemente a trabajadores y se quedaron con valiosos equipos. Inacción policial ante el ataque.

| 27 abril 2012 12:04 AM | Policial | 3.2k Lecturas
Asaltan imprenta a plena luz del día
Uno de los matones que asaltaron el local de Rotativa Service, contratados por los hermanos Otárola.

Más datos

DAÑOS

“Debido a la pérdida en horas de trabajo, en horas hombre y sobre todo la paralización de maquinarias de alto costo, y otros, hacen un daño que sumados hacen un total de un millón de soles, que deberán pagar los denunciados”, se lee en la denuncia presentada en la Comisaría de Magdalena.
3225

Un grupo de matones contratados por Ytalo Eduardo Otárola Velasco irrumpió ayer en pleno día en el local de la empresa Rotativa Service SAC, que imprime el diario LA PRIMERA, y golpearon a los trabajadores, para apoderarse de bienes de la compañía gráfica de una manera delincuencial.

El hecho delictuoso sucedió a las nueve de la mañana cuando los trabajadores se disponían a trasladar los equipos a su nuevo local del Callao, luego que Bertha Otárola Velasco, la supuesta dueña de este inmueble en Jr. Cuzco 800, en el distrito de Magdalena del Mar, decidiera romper de manera unilateral un contrato de alquiler del inmueble.

A pesar de la abusiva y repentina decisión tomada por la “arrendista”, que obligó a Rotativa Service a invertir un total de 60 mil dólares en el traslado al Callao de estos equipos costosos y de gran volumen, la empresa aceptó la determinación.

Sin embargo, el hermano de Bertha Otárola apareció con 10 matones que golpearon a los trabajadores, expulsándolos a la calle.


Ytalo Otárola, en las inmediaciones de la imprenta, tras el asalto.

“Lo dejamos entrar al local al señor Ytalo, pero él entró acompañado de diez sujetos que con palos y golpes nos obligaron a salir del local”, afirmó Joselito Terrones Chicoma (18), obrero de la planta, quien mostró el pómulo derecho y el labio superior hinchados.

Otro trabajador, Rubén Atoche Sanjinez, señaló incluso que los matones parecían drogados y armados, por lo que él y cinco trabajadores más, así como el gerente general de Rotativa Service, Carlos García, salieron pacíficamente del local para evitar mayores incidentes.


Local de Magdalena donde se imprimía LA PRIMERA.

DENUNCIADOS

Ante tal situación, el abogado de Rotativa Service, Abraham Aurozetti, denunció en la comisaría de Magdalena a los hermanos Otárola Velasco por los delitos de usurpación agravada, hurto y contra la fe pública en la modalidad de falsedad genérica.

“Existe un contrato de arrendamiento por cinco años, el mismo que aún no ha vencido, pero Bertha Otárola unilateralmente decidió romperlo el 2011 para vender ese local, sin entender el alto costo que supone desarmar y trasladar la maquinaria”, manifestó Aurozetti.

El jurista refirió que los hermanos Otárola Velasco, al haber vendido el local, habrían incurrido en el delito de falsedad genérica porque ellos no serían los verdaderos dueños del inmueble, asimismo en usurpación agravada por la forma violenta en que ingresaron a ese espacio alquilado, y hurto por retener equipos de un valor que asciende a un monto de 380 mil dólares.


Comisario Fernando Plasensia.

Increíblemente, pese a las formas delincuenciales del ataque, el comisario de Magdalena, Fernando Plasensia, se abstuvo de intervenir, alegando que el caso trasciende la labor policial y que el Poder Judicial debe resolverlo porque Ytalo Otárola intentó justificar el asalto por una supuesta deuda pendiente.

El oficial no fue capaz de poner orden ante la acción ilícita cometida y permaneció impasible, pese a que reconoció que “la acción (de los Otárola) es ilegal” pues “de esa manera no se resuelven las cosas”, dijo Plasensia a LA PRIMERA.


Henry Campos
Alejandro Arteaga
Redacción


¿Quieres debatir este artículo? prueba abriendo un tema en nuestros foros.

En este artículo: | | | |


...
Diario La Primera

Diario La Primera

La Primera Digital

Colaborador 1937 LPD