Amores que matan...

Juan Alberto Cárdenas Cortez (37) no se imaginó que la llamada de alerta que le diera su ex pareja Zenaida Elizabeth Cuenca Quijano lo llevaría a la muerte. Al mediodía del lunes, cuando él se encontraba trabajando en su negocio de venta de juguetes en el mercado Nº 2 de Surquillo, recibió la advertencia. “Te quieren matar. Tengo problemas con Edson de nuevo”, le dijo la mujer que fue su pareja y con quien solía aún reunirse.

Por Diario La Primera | 24 set 2008 |    
Amores que matan
Su familia no lo podía creer. El ‘Gordo’ Juan murió acuchillado en el mercado donde trabajaba.
Comerciante es asesinado a puñaladas por pareja de su ex mujer. Celos llevaron al homicida al crimen, aunque familia acusa que mujer planeó todo.

Más datos

RELACIONES

En su primer matrimonio, Cárdenas tuvo una niña con Jenny Clemente, se separaron y  conoció a Elizabeth, quien se convirtió en su segunda esposa.

Un desesperado Juan -conocido como “Gordo Toby”- dejó su negocio para ir a defenderla. Al encontrarse en el mercado, él empieza a convencerla para que termine su nueva relación con Edson Ochoa Juárez (32) pues acostumbraban discutir. Le dijo que podían volver a formar un hogar junto a su niña Xiomara (4). Sin embargo, en ese momento apareció Ochoa, quien cegado por los celos no dudó en atacarlo. Apuñaló a Juan y lo dejó sangrando. Entonces fugó hacia su station wagon. La joven también subió al auto.

“Ella no debe estar libre”
Juan intentó seguirlo pese a las heridas. Se agarró del espejo del auto y Ochoa sólo atinó a arrastrarlo hasta que lo subió al auto al darse cuenta de la sangre derramada en el jirón Santa Rosa de Surquillo, cerca de los puestos de los ‘kashineros’. Acudieron a una posta médica, donde no lo recibieron y luego al hospital Casimiro Ulloa, a donde Juan llegó cadáver. Su homicida fugó abandonando a la mujer con el cuerpo en el nosocomio.

En la vivienda del difunto, en la cuadra 11 del jirón Dante, Surquillo, los familiares protagonizaron escenas de dolor exigiendo justicia. Se enteraron -según testigos- que la mujer andaba junto al homicida y sospechan que ella estuvo involucrada en el crimen. “Esa mujer no debe estar libre, ella planeó la muerte de ‘Toby’. Si ya no lo quería, ni estaban, no lo debió llamar para que lo maten”, sostuvo la hermana de la víctima, María Elena. La madre del occiso, Maximiliana Cortez Dueñas (60), manifestó que “le indignaba que todavía la mujer mande flores al velorio”.

Cae el asesino
Sin embargo, Elizabeth explicó entre lágrimas a las autoridades de la Deincri- Surquillo que ella nunca planeó ninguna muerte y tenía miedo de las amenazas y celos de Ochoa y por eso advirtió a su ex esposo. Incluso, horas después que el asesino la abandonó en el hospital, la joven lo llamó para preguntarle dónde se encontraba, ayudando a la Policía a ubicarlo.

Según la Policía, tras el crimen se montaron operativos en los distritos de La Victoria, San Luis y Cercado de Lima, lográndose conocer que Ochoa Juárez se encontraba en Puente Piedra. Se le capturó a la altura del kilómetro 24 de la Panamericana Norte junto a Alex Huilcamango y José Ccuchi Huamán, quienes alegaron en su defensa que les pidieron ayuda para trasladar al herido. Al detenido se le encontró envoltorios de cocaína y luego que confesara, fue trasladado a Fiscalía donde enfrentará su culpa.

Gianfranco Gonzales F.
Redacción


Diario La Primera

Diario La Primera

La Primera Digital
Diario La Primera comparte 119374 artículos. Únete a nosotros y comparte el tuyo.