Altos mandos de la Policía habrían encubierto tortura

Familia de Gerson Falla pide que también sean pasados al retiro el Capitán Pablo Oyola y el Alférez Manuel Navarro, quien aparece en video doblando brazos del joven y que dicten orden de detención contra todos los acusados. Jefe de la Sétima Región Policial Javier Sanguinetti acusó al joven asesinado a golpes de ser consumidor de cocaína, ahora deberá responder ante la justicia.

| 09 agosto 2011 12:08 AM | Policial | 5.9k Lecturas
Altos mandos de la Policía habrían encubierto tortura
Más de tres meses esperando justicia. Los Falla Marreros confían que ahora sí policías que asesinaron a Gerson serán sentenciados. General Sanguinetti deberá responder por qué encubrió a agentes.

Más datos

Sanciones dispuestas por la Inspectoría General de la PNP

Artículo 1. Absolver al Comandante César Cervantes Cárdenas.

Artículo 2. Sancionar al Capitán Pablo Oyola Castillo con seis meses disponibilidad (suspensión temporal).

Artículo 3. Sancionar al Alférez Manuel Navarro Valdiviezo con cuatro meses de disponibilidad.

Artículo 4. Sancionar al Suboficial Willian Gamarra Girio con cuatro meses de disponibilidad.

Artículo 5. Sancionar al Suboficial Ulises Medrano Zúñiga con cuatro meses de disponibilidad.

Artículo 6. Sancionar al Suboficial Diopoldo Aguilar Camacho con el pase al retiro.

Artículo 7. Absolver al Suboficial Percy Valdeavellano Vento.

Artículo 8. Sancionar con diez días de arresto a la suboficial Lourdes Kawashima Guerrero.

Artículo 9. Sancionar al suboficial Julio Obeso Milla con el pase al retiro.

Artículo 10. Sancionar al suboficial Alfredo Huamán Álvarez con el pase al retiro.

Artículo 11. Sancionar al suboficial Cristian Sánchez Méndez con el pase al retiro.
5923

La muerte de Gerson Falla Marreros, para la Policía, fue un hecho de rutina, un caso más en que un delincuente se resiste a la acción policial y recibe su merecido. Quisieron confundir a la población diciendo que era un drogadicto, tratando de justificar con esto la golpiza demencial que le propinaron cinco agentes del orden.

Aunque han pasado varios meses desde la muerte del joven, sucedida el martes 26 de abril dos días después de ser liberado tras la tortura, sus padres, Marco Antonio Falla y Natalia Marreros, no descansarán hasta conseguir que se haga justicia. Y en esa lucha difundieron un video en el que se aprecia a los cinco policías encausados en la denuncia golpeando a su hijo, burlándose de él, escupiéndolo, ignorando sus pedidos de súplica y los llamados desesperados para que traigan a su padre.

Aunque los implicados en el caso están sometidos a un proceso administrativo, que como máxima sanción da la baja de la Policía, la familia de Gerson pide que sean juzgados en el fuero civil como lo que son, cinco criminales que mataron a un joven indefenso.

Uno de los altos mandos que deberá asumir su cargo en este proceso judicial es el General Javier Sanguinetti Smith, jefe de la Sétima Región Policial, quien a los pocos días de las denuncias de tortura que empezaron a sonar los primeros días de mayo, salió en una conferencia celebrada en el Ministerio del Interior (cuando éste era manejado por Miguel Hidalgo) a decir que Gerson Falla estaba bajo los efectos de drogas, cocaína, al momento de ser detenido, queriendo desviar la atención. Sin embargo, la necropsia hecha por Instituto de Medicina Legal demostró que el joven de 26 años de edad no había consumido ninguna sustancia ilícita.

Sanguinetti también dijo que el caso iba a ser investigado a fondo, y que si se hallaba a algún culpable de abuso policial, éste sería sancionado.

LA PRIMERA conversó con él para saber qué tiene que decir ahora que se ha comprobado que los policías de la comisaría de San Borja torturaron hasta matar a Falla Marreros. Sobre la acusación de consumo de drogas, indicó que él solo cumplió con presentar un examen que le dio la oficina de Criminalística. Lamentó que la familia crea que él quiso tapar a los policías y señaló que el Ministerio Público e Inspectoría llevan la investigación, por lo que él ya no tiene nada que decir sobre el caso.

“El tiro le salió por la culata al General Sanguinetti, era más fácil que pidiera disculpas. Quiso tapar a todos los policías que participaron pero gracias a que fui perseverante pudimos llegar a saber toda la verdad”, afirma ahora el papá de Gerson Falla.

Queremos verlos en la cárcel
Marco Antonio Falla y Natalia Marreros, padres de Gerson, contaron en su casa de Magdalena, que esperan ver a todos los culpables de la muerte de su hijo, “enmarrocados” y en la cárcel.

Afirmaron que increíblemente los policías de la comisaría de San Borja no los dejaron denunciar el hecho, el mismo domingo en que torturaron a su joven hijo, argumentando que por ser domingo no recibían denuncias. Ambos piden ahora la mayor sanción para los responsables y que de una vez por todas se dé orden de captura para los policías implicados ya que temen que podrían fugar del país. “La Segunda Fiscalía Supra Provincial investiga el caso de oficio y deberían dictar orden de captura o de impedimento de salida del país para los cuatro efectivos. El video afirma que lo que nuestro hijo denunció era verdad y no le hicieron caso a pesar de las huellas en su cuerpo”, afirmaron los padres de Gerson Falla.

De acuerdo a las investigaciones que se hicieron para aclarar el caso, Inspectoría de la Policía emitió el 26 de julio la resolución Nº 057-2011-IG-PNP sancionando con el pase al retiro a cuatro suboficiales que participaron en los hechos, sin embargo todo quedaría en nada si es que prospera la apelación de los cuatro policías al Tribunal Superior Nacional de la institución.

Si el tribunal, última instancia en la Policía, decide que solo deben ser sancionados con castigo temporal, volverán a trabajar como si nada y no habrán culpables de la muerte de un ciudadano que salió un sábado a divertirse como cualquier muchacho de su edad y tuvo la mala suerte de encontrar en su camino a una pandilla de policías criminales.

Falta sancionar a un Capitán y al Alférez
Los padres de Gerson dijeron que aún faltan dos policías que deben ser comprendidos en el grupo de sancionados. Se trata del Capitán Pablo Oyola Castillo y el Alférez Manuel Navarro Valdiviezo.

Este último aparece en el video doblando las manos a Gerson y aún así no fue comprendido en la sanción. En el caso del Capitán, “él era el oficial a cargo ese día y no hizo nada, no vio nada, ni siquiera recibió la denuncia”, señalaron los progenitores.

Agregaron que no han pensado en una indemnización pero eso lo hablarán luego que encuentren justicia para su hijo.

Comisario y denunciados trabajan en el Rímac
Aunque la Policía afirma que actúa con imparcialidad en las investigaciones, se supo que tanto el entonces comisario de San Borja César Cervantes Cárdenas y los suboficiales acusados, Diopoldo Aguilar Camacho, Alfredo Huamán Álvarez, Julio Obeso Milla y Cristian Sánchez Méndez, actualmente trabajan en una dependencia de Recursos Humanos de la Policía Nacional, en el Rímac, todos juntos en una misma unidad.

Tras conocerse el caso el 26 de abril, los cuatro suboficiales siguieron trabajando en la comisaría, luego fueron “castigados” derivándolos a otra dependencia para realizar labores administrativas y ahora después de la resolución de pase al retiro, trabajan juntos mientras esperan que se resuelva la apelación al Tribunal. En el caso del Comandante Cervantes, fue absuelto de toda responsabilidad y espera su nuevo puesto.

Video es prueba incontrastable de maltrato
El video donde se ve a Gerson Falla siendo golpeado por los policías en la comisaría de San Borja es una prueba incontrastable de maltratos físicos para el abogado del Instituto de Defensa Legal (IDL) Carlos Rivera,

“Lo atacaron de una manera brutal y todo indica que esto terminó siendo la causa de la muerte de este joven. Aparentemente existía un problema de carácter probatorio y creo que el video resuelve esa supuesta insuficiencia de pruebas y lo que abona es varios elementos: demostración de maltrato y la identificación con rostro incluido de quienes maltrataron a este muchacho”, añadió.

“El fiscal ya tiene en sus manos una evidencia lo suficientemente firme y fuerte para formular una denuncia de carácter penal. Es una prueba contundente que demuestra la comisión del hecho y demuestra la identidad de las personas que lo cometieron”, señaló Carlos Rivera.

Policías deben ser acusados por tortura
Para el abogado de la familia Falla Marreros, Doctor Cristian Solís, la Segunda Fiscalía Supra Provincial debería emitir sentencia pronto debido a todas las evidencias encontradas como el video y los golpes que presentaba el cuerpo de Gerson Falla. Paralelamente a la investigación administrativa de la Policía Nacional, la Fiscalía inició una investigación sobre “todos los que resulten responsables”. Han pasado tres meses y ya se sabe quienes participaron. A los cuatro suboficiales encontrados responsables por la PNP, en la justicia civil pueden ser comprendidos el Capitán Pablo Oyola y el Alférez Manuel Navarro. Además agregó que el delito por el que son investigados en el Ministerio Público es el de tortura que tiene una pena que puede llegar hasta los 20 años de cárcel.

El abogado explicó que una vez expedida la sentencia por la Policía, los acusados tienen tres días hábiles para apelar. A su vez, el Tribunal Superior Nacional de la PNP tiene cinco días para emitir sentencia. “Algunas veces el Tribunal se demora un poco más pero en esta semana debe dar su veredicto final”, afirmó el letrado.

Hay que sanear la Policía
En la actualidad se han reportado cerca de 2,000 policías infractores en el primer semestre del año. Faltas al reglamento policial y los ya conocidos casos de efectivos que asesinan a sus parejas, o que integran bandas de asaltantes, son comunes en las páginas policiales. El reconocido Antropólogo forense José Pablo Baraybar recomendó una evaluación a los integrantes de la Policía Nacional en todo el país debido a la presión a la que están sometidos al enfrentar a bandas de criminales, tener bajos sueldos y problemas familiares. Sobre los casos denunciados a través de los medios de comunicación señaló: “En el caso de Gerson Falla por ejemplo, la Policía mostró a la prensa un examen que daba positivo para el consumo de drogas y alcohol, pero ellos no debieron presentarlo porque la Fiscalía estaba investigando el caso. Dicho examen quedaría nulo, además, ¿Para qué presentaron ese documento?, ¿Con qué finalidad? preguntó Baraybar”.

Tras unos días, el padre de Gerson, Marco Falla recibió el resultado de la necropsia visada por el Ministerio Público donde negaban el consumo de drogas pero sobre el causante de la muerte, colocaron: “en investigación”.

Lo extraño del caso es que en el cuerpo del joven había más de 40 huellas de golpes ocasionados por varas circulares similares a las que usan los policías, quienes lo detuvieron y que horas más tarde murió.


Alejandro Arteaga
Redacción

¿Quieres debatir este artículo? prueba abriendo un tema en nuestros foros.


En este artículo: | | | |


...
Diario La Primera

Diario La Primera

La Primera Digital

Colaborador 1937 LPD