Alarma de bomba causó pánico en Miraflores

Una llamada anónima causó alarma entre los vecinos y propietarios de negocios de la cuadra 6 de la avenida Larco en Miraflores, quienes tuvieron que salir de sus locales como medida de precaución. “Hemos colocado una bomba en su edificio” fue lo único que escuchó Wilder Villegas, vigilante del edificio ubicado en la calle Tarata 160 al levantar el teléfono y de inmediato avisó a la Policía.

| 13 setiembre 2011 12:09 AM | Policial | 3k Lecturas
Alarma de bomba causó pánico en Miraflores
“Archie” supervisó carro.
SOLO FUE UN SEÑUELO
3064

Eran las 9 y 10 de la mañana y los empleados del edificio de 14 pisos, donde se ubican el banco Scotiabank, oficinas de seguros y una oficina de logística de la municipalidad de Miraflores salieron a la calle.

A las diez de la mañana el rectángulo conformado por las avenidas Benavides, Larco y Diez Canseco fue cercado con cintas de seguridad, patrulleros con altavoces obligaban a las personas a ir por otro lado mientras que un grupo de agentes de la Unidad de Desactivación de Explosivos (Udex) llegaba al edificio. Piso por piso fueron revisando oficinas, baños y almacenes sin encontrar nada sospechoso.

La Dirección contra el Terrorismo (Dircote) diseñó un plan para evitar posibles atentados en la capital por celebrarse un año más de la captura del delincuente y cabecilla terrorista Abimael Guzmán Reynoso, ocurrida un 12 de setiembre de 1992. “Esta llamada es una de las acciones realizadas por terroristas para generar temor, pero solo pueden hacer eso llamar por un teléfono”, afirmó un oficial.

Al enterarse de la alarma de bomba y mientras la Udex y efectivos del Escuadrón de Emergencia revisaba la zona, agentes de civil de la Dircote ingresaban a otros edificios unas cuadras a la redonda sin detener a nadie.

Uno de los momentos más tensos durante la emergencia que duró hasta la 12 y 30 del dia, fue cuando uno de los canes de la Udex empezó a ladrar frente a un auto estacionado cerca al local de EsSalud en la avenida Larco. La Policía hizo retroceder a los periodistas y curiosos mientras que un agente abría la maletera y puerta por puerta con sumo cuidado. Al revisar el auto, no hallaron nada.


¿Quieres debatir este artículo? prueba abriendo un tema en nuestros foros.

En este artículo: | | | |


...
Diario La Primera

Diario La Primera

La Primera Digital

Colaborador 1937 LPD

1.12422609329