“La catarata es un problema que tiene solución”

En el Perú, la primera causa de ceguera en la población es la catarata. Además, se calcula que el 4.4% de la población de 60 años tiene catarata. Para evitar las complicaciones, es necesario operarla precozmente.

| 25 mayo 2012 12:05 AM | Oftalmología | 3.1k Lecturas

Más datos

“Tenemos un promedio de 200 pacientes al mes. En tres años hemos realizado más de 3 mil cirugías de catarata”.

“Tenemos un montón de pacientes con catarata, Somos pocos los médicos oftalmólogos, y de esos pocos, sólo un pequeño porcentaje operamos. Al final, nos quedamos con un puñado de especialistas para atender a un gran número de pacientes”.
3176

“En países desarrollados las cataratas son fáciles de operar porque la gente se atiende de manera precoz y porque existen los recursos para hacerlo; pero además porque no hay el problema de salud pública como el que tenemos aquí. En el Perú, la primera causa de ceguera es la catarata”, señaló el Director Médico del Instituto de Ojos Sacro Cuore, el Dr. Manuel Pérez Martinot.

Según estadísticas realizadas en la población peruana, se calcula que al menos 4.4% de los peruanos de 60 años tiene catarata. Y es quizá esa la razón por la que toda persona por encima de los 50 años de edad, debería atenderse anualmente con un médico oftalmológico, pues a partir de esta edad existe un alto riesgo de tener catarata, enfermedad que de no ser operada a tiempo ocasiona la pérdida total de la visión.

Otras estadísticas realizadas en nuestro país, indican que una población de alrededor de 25 millones de habitantes estaría afectada por esta condición, y se estima además que existe más de medio millón de personas ciegas. El 60% de esas cegueras tiene su origen en las cataratas que afectan a las personas que tienen por encima de los 50 años de edad. Recientemente se ha reconocido que la catarata que produce la ceguera es un problema de salud pública y se ha empezado a trabajar para solucionarlo.

Lamentablemente, la catarata es una enfermedad que no distingue raza ni condición social, por eso, la peor parte siempre se la llevarán los más pobres. “Las personas de condición humilde siempre son los que pierden ante la catarata, primero por un tema de conocimiento porque no tienen acceso a la información, y por lo tanto no saben que tienen catarata y que es operable. Y segundo, porque en el caso de saber que su problema tiene solución, no tienen el dinero para operarse” lamentó el Director Médico del Instituto de Ojos Sacro Cuore.

Campañas de salud
A pesar del gran apoyo que se brinda a pobladores de escasos recursos económicos, las cruzadas de salud siempre son insuficientes, y eso lo sabe el Instituto Sacro Cuore. “El esfuerzo que podamos hacer las instituciones privadas siempre será poco, pero es insuficiente. Nosotros, como parte de su política de trabajo, realizamos campañas gratuitas en zonas urbano-marginales donde muchas veces el paciente no tiene ni el pasaje para ir a un local y atender su problema de salud. Es por eso que trabajamos de manera conjunta con parroquias, clubs de leones, municipalidades, hospitales, y otras instituciones. Nosotros realizamos las cirugías y ellos se comprometen a traernos al paciente para sus controles post-operatorios. Y es que siempre se debe evaluar la recuperación del paciente.”, contó a LA PRIMERA, el Dr. Pérez Martinot.



Los obstáculos
Entre las principales causas por las que la catarata se ha convertido en un problema de salud pública, está el hecho de que existen alrededor de 1.000 oftalmólogos en nuestro país y que éstos son insuficientes para atender a una población tan grande, especialmente porque de este total de especialistas, muy pocos son los médicos capacitados en técnicas de cirugía de catarata masiva, con buenos resultados y a bajo costo. El especialista también señaló que faltaría personal auxiliar capacitado para ayudar a los médicos en cirugías oftalmológicas. “Definitivamente hace falta mucho esfuerzo para reducir los índices de catarata y ceguera por esta causa”, apuntó.

Nueva tecnología en el Perú
Afortunadamente, a través de los años, la oftalmología ha tratado de que las incisiones de cirugía de catarata se reduzcan, sean menos traumáticas, y que la recuperación del paciente sea más rápida. Y al parecer esto es lo que han conseguido instituciones como el Instituto de Ojos Sacro Cuore. “A diferencia del siglo pasado, las incisiones hoy son muchísimo más pequeñas. Una cirugía tradicional tenía una incisión de 12 milímetros, hoy puede ser hasta de 2 milímetros según la tecnología con que cuente una institución. Es sorprendente cómo la tecnología puede ayudar, pero incluso sin ella las cirugías son más pequeñas.”, comentó el Dr. Manuel Pérez.

El Instituto de Ojos Sacro Cuore, para estar al mismo nivel de otros países extranjeros, ha traído al Perú la tecnología láser. “Hemos adquirido un femto-laser. Lo que hace es concentrar mucha energía en muy poco tiempo. La intervención con esta máquina dura un femtosegundo (menos de un segundo). Con esta tecnología, en esa fracción de tiempo se consigue cortar la catarata en pedacitos muy chiquitos, y no daña los demás tejidos del ojo. Luego de esto se puede usar ultrasonido y “aspirar” esos tejidos duros de catarata o pasar al paciente a una sala para someterlo a una cirugía convencional y finalmente limpiar y poner un lente protector en el ojo”, detalló el experto en medicina oftalmológica.

Según el Dr. Manuel Pérez, Con esto se consigue que esas cirugías “duras” se conviertan en operaciones sencillas y rápidas, y lo mejor de todo es que la operación se reduce a tan solo 10 minutos.


¿Quieres debatir este artículo? prueba abriendo un tema en nuestros foros.

En este artículo: | | | | | | | | | | | | | |


...
Diario La Primera

Diario La Primera

La Primera Digital

Colaborador 1937 LPD