Toda la historia secreta de Supermercados Santa Isabel

A las puertas de una integración de las bolsas de valores de Chile, Colombia y Perú, vale la pena investigar el pasado y presente de nuestros próximos socios. Juan Luis Bacigaluppi no puede ser calificado como un terrorista económico. El reconocido empresario e inversionista chileno tiene en nuestro país casi dos décadas de actividad económica, y nos advierte sobre las aguas turbias en las cuales los ahorristas peruanos nos podríamos zambullir.

22 enero 2011 12:01 AM | 9.5k Lecturas
Toda la historia secreta de Supermercados Santa Isabel
Entrevista exclusiva - Primera parte

Más datos

HOJA DE VIDA

Nombre: Juan Luis Bacigaluppi (58 años)

Ocupación: Empresario e inversionista

Profesión: Ingeniero Comercial

Nacionalidad: Chileno, con carnet de extranjería peruano. Residente en el país desde 1993.

Ex gerente general de Santa Isabel Perú, trajo a nuestro país Fasa y actualmente es accionista del Hotel Marriot, entre otras propiedades.


LOS HECHOS

1997: Supermercados Santa Isabel fue comprada por Velox.

1998: Velox inicia un joint venture con Royal Ahold (Holanda). Bajo ese esquema, mantuvo operaciones hasta el año 2002 en Chile, Perú, Ecuador y Paraguay (con Santa Isabel) y en Argentina (con Disco).

2001: Debido a los problemas que se presentan en Argentina, Velox entra en dificultades económicas. Royal Ahold queda a cargo de la operación en 5 países (incluido el Perú).

2002: Santa Isabel se retira de las bolsas de Valores de Santiago y de Nueva York.

2003: Se descubre que la subsidiaria estadounidense de Ahold, US Food Service, utilizaba prácticas contables fraudulentas. Ese mismo año la empresa holandesa vende las operaciones peruanas (Santa Isabel y Plaza Vea) al Grupo Interbank y se le cambia de nombre por Supermercados Peruanos.

2006: Como parte de un acuerdo judicial, Royal Ahold reconoce irregularidades en sus balances. Se incluye explícitamente las irregularidades en Supermercados Santa Isabel.

2007: Supermercados Peruanos decide ingresar al interior del país con su formato de Hipermercado Plaza Vea, convirtiéndose así en el primer supermercado en expandirse a provincias luego de la quiebra de Monterrey en 1993. El nombre comercial de Santa Isabel sale del mercado y es reemplazado por Plaza Vea Super.

2009: Se completa el pago de US$ 1,100 millones en indemnizaciones a los inversionistas que fueron víctimas de esta fraude internacional. Hasta ahora no se le ha notificado a los inversionistas chilenos.

9587
....

- ¿Cómo es la fiscalización de las actividades bursátiles y la transparencia de las cifras en la bolsa chilena?
- Sí, tengo algunos reparos en los sistemas de fiscalización, información y control, tanto públicos como privados, que tienen que ver con la actividad bursátil en Chile. Entre 1993 y 2001 tuve la responsabilidad de la Gerencia General de Supermercados Santa Isabel en el Perú. En 1998 yo hice una inversión personal, como cualquier ejecutivo, en ADR (acciones extranjeras listadas en la bolsa norteamericana) de Santa Isabel por US$ 800 mil. 1998 fue el primer año de administración compartida entre las EMPRESAS ; Royal Ahold (holandés) y el grupo Velox (uruguayo, controladores de Supermercados Disco, en Argentina ). Ese año la compañía perdió una cantidad impresionante de dinero. Ahold era la tercera compañía supermercadista mundial, era una empresa constituida a comienzos del siglo pasado. Lo que menos se podía decir de esa empresa es que no conocía el negocio.

- ¿Qué ocurrió?
-Ahold era un operador de clase mundial, y con una agresividad muy importante, lo que le permitió un crecimiento explosivo durante esos años. Observando la baja penetración en el mercado del Perú, y lo bien que nos había ido los años anteriores, pensé que era una buena oportunidad de inversión. Históricamente, sus resultados avalaban esa decisión, y nada hacía suponer pérdidas. Sin embargo a nivel global se comenzaron a dar, así como a nivel regional. Los resultados correspondientes a Supermercados Santa Isabel se consolidaban en Chile. Esta situación comenzó a afectar tanto a los ADR de Nueva York, como a las acciones de la empresa en Santiago. Lamentablemente las pérdidas fueron cada vez más grandes. Solo en 1998 se informó que se había perdido la misma magnitud de lo que se había ganado durante los cinco años previos, específicamente en el caso de Santa Isabel. Definitivamente estábamos en números rojos, muy rojos. Al año siguiente, 1999, se repitió una pérdida similar. En el 2000 se mantuvo una cifra casi tan grosera, y en el 2001 la situación siguió deteriorándose.

- Ese año se da la crisis argentina
- Es cierto. Empieza la catástrofe argentina, complicando la situación de la empresa en el ámbito regional. Bajan las ventas, se pierde la paridad pero las deudas se siguen manteniendo en dólares, mientras que los ingresos disminuían en términos reales. El grupo accionista Velox no puede con esta situación y quiebra. Salen del negocio los uruguayos y sólo quedan los holandeses. A finales del 2002, Ahold ofrece comprar las acciones pero su valor seguía cayendo, hasta solo el 15% del valor que habían tenido cinco años atrás. Iban en picada mientras que un 30% de accionistas minoritarios -donde había un par de AFP chilenas-, vieron licuar sus inversiones al igual que yo.

Allí pareció acabar el tema, pero comienzos del 2003 una empresa llamada US Food Service, es denunciada por fraguar estados financieros

- ¿Cómo Enron?
- Exacto. Hacia fines del 2002 se realizó el retiro de las acciones de Santa Isabel de la bolsa de Santiago y de Nueva York. Mientras tanto, la empresa se vio obligada a reconocer el fraude en los estados financieros. Asimismo, se vio obligada a reconocer que estas habían afectado a los accionistas en las bolsas de valores. Este hecho significó que el valor de las acciones de Ahold cayeran hasta en 60%. Yo me despreocupé, y pensé que el tema estaba localizado solamente en EE.UU.

Sin embargo, a mediados del año pasado, averiguando más sobre el tema, encontré que Ahold había pagado en EE.UU. US$ 1.100 millones a los inversionistas defraudados por Ahold. Ahondando en la información, llegué a encontrar que se había llegado a un acuerdo judicial, en una corte federal de Maryland (EE.UU.), incluyéndose explícitamente como empresa demandada a Supermercados Santa Isabel. El juicio revelaba el reconocimiento de la sobrevalorización de las acciones. Esto es más que curioso.

- ¿Por qué?
- Primero, el reconocimiento de Royal Ahold significó hacer ajustes en las empresas por US$ 24 mil millones en ingresos por ventas y US$1.100 millones en utilidades, esto hasta fines del 2002. Esta revelación fue muy tardía. Santa Isabel se había deslistado en el 2002, por lo que me ha llevado a exhumar un cadáver empresarial.

- ¿Qué pasó con Santa Isabel?
- Durante todo el periodo cuando fue administrado por los argentinos y holandeses, la empresa nunca tuvo utilidades, salvo en 1997 donde hubo una administración compartida. Ese fue el último año en el cual sí se registraron utilidades. Entonces, hay una inconsistencia en el reconocimiento del fraude de Ahold, no concuerda en absoluto con la realidad, porque no hubo utilidades, ni existió sobrevalorización. Todo estaba en rojo. La explicación dada no tiene coherencia con la realidad objetiva y la revelación en EE.UU. podría haber sido válida para otras empresas, pero ningún caso para Santa Isabel.

Esto cambia totalmente el escenario, tanto para mí como para los inversionistas de Chile, pues varió los motivos por los cuales se perdió el dinero. Esta irregularidad, en el caso del Perú no existió, pero en el contexto actual debe ser materia de una investigación, que en Chile no se ha dado. Lo anterior se dio por falta de control y fiscalización adecuada. Nadie veló eficientemente por el inversionista.

Supermercados Santa Isabel nació en Chile, se enlistó en Chile y luego en EE.UU. Hay un historial de la empresa en las bolsas de Santigo y de Nueva York, que hasta el momento parecería a nadie importarle. Integrarnos con Chile, como están las cosas, no es un detalle; no se puede -independientemente de las responsabilidades de este caso- pasar por alto un hecho de esta naturaleza. Esto exige, por parte de los inversionistas, que haya una eficiente fiscalización, claridad, se descubra exactamente que ocurrió y se informe a la opinión pública. Hoy en Chile están presentadas denuncias en las siguientes entidades: Bolsa de Comercio de Santiago, Superintendencia de Valores y Seguros (par de la Conasev), Superintendencia de Pensiones, Superintendencia de bancos e instituciones financieras, Congreso de la República y diversos medios de comunicación. En el Perú ya ha sido notificado el Congreso de la República (mediante la Comisión de Fiscalización).


Cristina Luna


En este artículo: Supermercados santa isabel | Que paso con santa isabel | El quiebre de loa supermercados santa isabel | Porque compro las acciones de santa isabel | Supermercados santa isabel peru | Supermercado santa isabel en bancarrota | Ahold hace join venture con santa isabel en chile |


...
Diario La Primera

Diario La Primera

La Primera Digital

Colaborador 1937 LPD

Deje un comentario