Tecnologías para ahorrar

Con la implementación de herramientas de la Agricultura de Precisión o agroprecisión, un agricultor puede ahorrar cerca de US$ 50 mil por cada 1,000 hectáreas, aseguró el especialista en el tema y gerente general de P&A, Pedro Álvarez.

| 05 mayo 2013 12:05 AM | Negocios | 1.5k Lecturas
Tecnologías para ahorrar
La implementación de nuevas tecnologías en la agricultura permite ahorrar US$ 50 mil por cada 1,000 hectáreas al año.
1525

La Agricultura de Precisión es un sistema de gestión inteligente de los cultivos, que utiliza las últimas herramientas tecnológicas disponibles y brinda beneficios, tanto a nivel económico como en eficiencia ambiental.

“Nuestro último cliente ahorró el primer año US$ 50,000 porque ellos fumigaban periódicamente contra una determinada plaga. Sin embargo, utilizando el sistema de Agricultura de Precisión se determinó que no hacía falta fumigar sus fundos en algunos años, pues no se habían dado condiciones para la aparición de dicha plaga”, afirmó.

En Argentina y Chile se implementó la tecnología, beneficiando al sector agro, mientras que en Perú recién empieza la incorporación de las nuevas tecnologías.

En el Perú solo el 10% del agro está tecnificado. “Las grandes empresas del sector han implementado sistemas de riego o plantaciones de última tecnología, mientras que un gran porcentaje de agricultores no incluye las nuevas tecnologías en un sector importante de la economía nacional”, aseguró.

Según Álvarez, la agricultura nacional está en proceso de desarrollo y parte de la modernización del sector es introducir innovaciones como la Agricultura de Precisión o agroprecisión.

MEDIO AMBIENTE
La tecnología en la agricultura está acompañada de mejoras en el medio ambiente. No consume reservas naturales, como el agua, al obtenerse datos precisos que permiten saber qué áreas necesitan riego, qué cantidad de agua y en qué período específico de tiempo, explicó.

Añadió que también se reduce considerablemente el uso de fitosanitarios que son químicos altamente contaminantes con el medio ambiente, además de ser sumamente costosos.

Por ejemplo, en una plantación de tomate en invernadero, en la que se ordenó la plantación y maduración en función de las necesidades de suministro a clientes.

“Así pudo obtenerse datos precisos de cuánto tomate producir de acuerdo a la demanda promedio de la empresa y evitar la sobra de producto que solían perder con la consecuente pérdida de tiempo y dinero”, concluyó.


¿Quieres debatir este artículo? prueba abriendo un tema en nuestros foros.

En este artículo:


...
Diario La Primera

Diario La Primera

La Primera Digital

Colaborador 1937 LPD

0.816061019897