Tensión en Huánuco

Una situación de tensión se vive en Huánuco ante una posible radicalización de las protestas iniciadas el lunes por los agricultores cocaleros, los que este fin de semana acordarán acciones de lucha tras la tajante negativa del jefe de gabinete, Javier Velásquez Quesquén, a dialogar para una salida al conflicto. Los cocaleros de las cuencas del Monzón, Aucayacu y Alto Huallaga, que en los últimos días se movilizaron por la ciudad de Tingo María y bloquearon algunas vías, decidirán en una asamblea las medidas de fuerza para hacerse escuchar por el gobierno, sin descartar una marcha de sacrificio hacia Lima.

| 10 octubre 2009 12:10 AM | Nacional | 802 Lecturas
Tensión en Huánuco
Los cocaleros sufren el olvido del Estado, la indiferencia y el fantasma de la pobreza.

Más datos

DETALLE

En Huánuco existen unas 50 mil hectáreas de coca y en Ayacucho unas 25 mil hectáreas, la gran parte en la zona del VRAE (Valle de los Ríos Apurímac y Ene), aunque en otras regiones del país también hay cultivos de coca.
802

Ayer reafirmaron su rechazo a la erradicación forzada de los cultivos de coca por considerar que es la única forma de subsistencia, pues no tienen otra alternativa. Piden además la implementación del Plan Estratégico de Desarrollo Integral y Sostenible, elaborado por la Universidad Agraria de la Selva en 2007.

El gobierno del presidente Alan García persiste en la erradicación compulsiva y algunos miembros del Ejecutivo acusan a los cocaleros de vínculos con el narcotráfico para justificar la represión y una posible “militarización” de las cuencas cocaleras, denunció el dirigente Eduardo Ticerán.

Durante una visita de trabajo a Lambayeque, Velásquez Quesquén dijo la víspera que el gobierno aprista considera un “chantaje” las protestas de los cocaleros al bloquear algunos tramos de la carretera Fernando Belaunde y descartó cualquier conversación “bajo presión”.

Tras justificar la erradicación de los cultivos de coca, Velásquez negó que se haya reunido con algunos dirigentes cocaleros, a los que acusó de interrumpir la reunión que sostenían con el presidente de la Región Huánuco, Jorge Espinoza, y otras autoridades de la zona. Los cocaleros de Huánuco han expresado preocupación por la posible “militarización” del Alto Huallaga, donde se ha reforzado la presencia policial para apoyar la erradicación a cargo del Proyecto Especial de Control y Reducción de los cultivos de Coca en el Alto Huallaga (Corah).

El jefe del Frente Policial del Huallaga, general Luis Valencia, aseguró que unos 500 cocaleros del valle del Monzón aún permanecen en Tingo María y que los otros agricultores habrían emprendido el retorno a sus lugares, tras disturbios registrados el jueves con un saldo de dos detenidos y un herido. Dijo que el Ejército permanecerá en la zona para apoyar a la Policía.


¿Quieres debatir este artículo? prueba abriendo un tema en nuestros foros.

En este artículo:


...
Diario La Primera

Diario La Primera

La Primera Digital

Colaborador 1937 LPD