Taller pirotécnico en Chiclayo era informal

La informalidad es tan peligrosa como una bala perdida en medio de la urbe. Pero lo increíble es que las autoridades no tienen tiempo para exigir el cumplimiento de las normas de seguridad. Alrededor de 30 kilos de material explosivo inflamable se encontraba almacenado en el taller informal de artefactos pirotécnicos que explosionó en la víspera en Chiclayo, causando la muerte de seis personas y heridas a otras cinco, informaron hoy autoridades policiales.

Por Diario La Primera | 10 set 2010 |    
Taller pirotécnico en Chiclayo era informal
Almacenaba 30 kilos de explosivos inflamables que al explosionar causaron la muerte de seis personas.

El jefe de la II Dirección Territorial Policial en Chiclayo, Víctor Ordinola, explicó que peritos del Escuadrón de Desactivación de Explosivos (Edex) recogieron evidencias del material explosivo como clorato de potasio, aluminio en polvo blanco y negro, azufre y antimonio.

También encontraron piedras pequeñas bañadas en alcohol etílico, que son susceptibles a la fricción y el calor. “Esto hizo que a la menor reacción se produjera una enorme detonación. Esto determina que haya sido altamente detonante y explosiva”. Mencionó que el producto final era el denominado “napoleón”, especie de bombarda amarrada que se arroja contra una superficie dura y estalla. Sostuvo que el análisis de los elementos recogidos en el lugar arrojó la presencia de elementos químicos de alta peligrosidad. “Ellos (los pirotécnicos) no hacían castillos, se dedicaban exclusivamente a la fabricación de napoleones”.

Finalmente, la autoridad policial señaló que coordinarán con la Dirección General de Control de Servicios de Seguridad, Control de Armas, Munición y Explosivos de Uso Civil (Dicscamec), de Lambayeque, operaciones sorpresivas para el empadronamiento y la búsqueda de talleres pirotécnicos clandestinos.

Por su parte, la Dirección General de Control de Servicios de Seguridad, Control de Armas, Munición y Explosivos de Uso Civil (Dicscamec) exhortó hoy a los municipios a definir los lugares para la fabricación de pirotécnicos en sus jurisdicciones, a fin de tener un mejor control y evitar casos como la explosión de un taller informal en Chiclayo ocurrido en la víspera.

Ricardo Ganiku, jefe de la Dicscamec, sostuvo que enviaron oficios a diferentes comunas para que cumplan con emitir una ordenanza que establezca las zonas específicas para la pirotecnia, pero hasta el momento no tienen respuesta.

Indicó que el tema de la informalidad de los talleres se puede arreglar, a partir de ordenanzas ediles que especifiquen sus ubicaciones, lo que derivaría en una mayor fiscalización.


Diario La Primera

Diario La Primera

La Primera Digital
Diario La Primera comparte 119376 artículos. Únete a nosotros y comparte el tuyo.