Petrolera Hunt Oil afecta a Madre de Dios y Cusco

El ingreso de la transnacional estadounidense Hunt Oil a la Reserva Comunal Amarakaeri, con la autorización del gobierno central, ha unido a los nativos de Madre de Dios y los campesinos del Cusco, quienes denuncian una nueva violación del convenio 169 de la Organización Internacional del Trabajo (OIT).

| 04 noviembre 2009 12:11 AM | Nacional | 5.7k Lecturas
Petrolera Hunt Oil afecta a Madre de Dios y Cusco
Actividad petrolera causa daño al medio ambiente
Miles de nativos y campesinos se encuentran amenazados por la actividad de empresa estadounidense en la selva peruana.

Más datos

DETALLE

La Federación Agraria de Madre de Dios denunció las “mentiras frecuentes” de la Hunt Oil para facilitar su acceso a la reserva natural y dividir a la población nativa para que se enfrenten a sus dirigentes.
5764

El referido convenio establece una consulta previa a los pueblos originarios antes de que los gobiernos promulguen cualquier legislación sobre los territorios ancestrales o autoricen operar a empresas en áreas comunales.

Unos diez mil nativos y colonos de Madre de Dios, y siete mil campesinos del Cusco serán afectados directamente por la actividad de Hunt Oil, aunque los efectos negativos de la actividad petrolera serían mayores, ya que contaminaría varios ríos y el medio ambiente en las zonas involucradas.

Los trabajos que realiza Hunt Oil en el Lote 76, el cual abarca la mayor parte de la Reserva Comunal Amarakaeri, vienen ahuyentando a los animales salvajes que viven en las partes altas del bosque de Madre de Dios e ingresan a viviendas y chacras, poniendo en riesgo a las personas, se indicó.

“Ahora tenemos tigres, monos silvestres y otros animales bajando hasta nuestras chacras, ahuyentados por los trabajos de la petrolera”, sostuvo el secretario general de la Federación de Campesinos de Kosñipata, Fausto Sullca.

En la reserva nacen los ríos Madre de Dios, Alto Madre de Dios, Blanco, Azul, Inambari y Colorado, únicas fuentes proveedoras de agua para más de diez mil nativos y colonos en Madre de Dios, pero Hunt Oil también se ha convertido en una amenaza para los campesinos del distrito de Kospiñata, provincia cusqueña de Paucartambo.

El alcalde de Kosñipata, Juan José Rodríguez, aseguró que no han sido consultados a pesar que la línea sísmica realizada por la transnacional atraviesa territorio cusqueño y que el estudio de impacto ambiental de la petrolera adolece de una serie de deficiencias.

“Algo que nos ha molestado tremendamente a las autoridades es que tomen el nombre de los alcaldes del Kosñipata y del Manu para decir que hemos autorizado las intervenciones de Hunt Oil en nuestro territorio. Esto es una irresponsabilidad”, añadió Rodríguez.


¿Quieres debatir este artículo? prueba abriendo un tema en nuestros foros.

En este artículo: | | | | | | | | | | | |


...
Diario La Primera

Diario La Primera

La Primera Digital

Colaborador 1937 LPD