Peligro de rabia por murciélagos

El segmento del cerebro e hígado de otros tres menores fallecidos fueron derivados a Lima para analizar las causas de su muerte, ya que se cree que también fueron víctimas de los murciélagos.

Por Diario La Primera | 11 ago 2010 |    
Peligro de rabia por murciélagos
Murciélagos causan pánico en Amazonas.
Alexander Olivera, médico de la red de salud de Bagua, confirmó que un niño falleció por rabia silvestre provocada por la mordedura de un murciélago hematófago.

Los cuatro menores fallecieron en la selva norte de Amazonas al parecer por rabia silvestre producida por murciélagos hematófagos.

Entre enero y febrero de este año han fallecido 11 niños, de 4 a 14 años, en la comunidad del Alto Cenepa por rabia silvestre, causada por mordedura de murciélagos.

La Dirección Regional de Salud (Diresa) de Amazonas reforzó las acciones para prevenir un brote de rabia humana por mordedura de murciélagos hematófagos en la provincia de Condorcanqui, tras el deceso de cuatro niños en la localidad de Oracuza, con sintomatología de dicha enfermedad.

El director de Epidemiología, Eduardo Quezada, señaló que la Diresa dispuso el envío de personal médico a la zona, así como de 1,200 dosis de vacunas para inmunizar a los habitantes de esa localidad y otros caseríos cercanos.

Asimismo, a través de afiches y avisos radiales se insta a vacunarse a las personas que hayan sufrido mordedura de murciélago en los últimos seis meses.

“A todos ellos les corresponde vacunarse con un esquema de siete dosis más tres refuerzos, de preferencia en la zona periumbilical, para que la vacuna llegue con mayor eficacia al sistema nervioso central, que es el objetivo de la dosis”, precisó a la agencia Andina.

Quezada añadió que de conocerse algunos casos de mordedura y que la persona no haya acudido al centro de salud de su zona, el personal médico hará visitas itinerantes a fin de captarlas y vacunarlas.

Explicó que el período de incubación de la rabia varía, ya que pueden ser días, semanas o meses. Dijo también que la vacuna empieza a surtir efecto unas tres semanas después de la primera dosis.

“Si un paciente presenta síntomas de la rabia con fiebre es poco lo que se puede hacer, pues el virus ya afectó su sistema central nervioso, las probabilidades de vida son mínimas; por eso es importante que las personas mordidas por murciélagos acudan al centro o puesto de salud más cercano”, indicó.

En enero pasado se registraron siete fallecimientos por rabia humana en la comunidad nativa de Kigkis, ubicada en Santa María de Nieva, capital de la provincia de Condorcanqui; mientras que en julio se reportaron cuatro más (uno confirmado por pruebas de laboratorio) en Oracuza, puntualizó.


    Diario La Primera

    Diario La Primera

    La Primera Digital
    Diario La Primera comparte 119376 artículos. Únete a nosotros y comparte el tuyo.