Otro sacerdote en la mira del gobierno

No basta con la persecución al sacerdote McAuley en Loreto. Parece que la nueva inquisición política aprista quiere quemar a los curas acusándolos de una herejía: defender los derechos de los ciudadanos.

Por Diario La Primera | 16 jul 2010 |    
Otro sacerdote en la mira del gobierno
Monseñor Turley también está en la mira.

Ahora le toca el turno a monseñor Daniel Turley, uno de los principales gestores del proyecto especial hidroenergético del Alto Piura, quien viene siendo acusado de agitador contra el Estado de Derecho y la democracia en nuestro país. Ante esta grave acusación, los pobladores y autoridades se organizan para desagraviar al religioso, que tiene un compromiso de desarrollo con muchos lugares de la costa y la sierra de la provincia de Morropón, Ayabaca y Huancabamba, donde laboró como párroco.

Una movilización por las calles de Chulucanas, protagonizaron ayer jueves 15 los pobladores y autoridades en general, en respaldo, solidaridad y desagravio, a favor de monseñor Daniel Turley, hombre de fe identificado con la población del campo y la ciudad. Desde el domingo último, los pobladores iniciaron a las 6:00 p.m., una vigilia en el frontis de la iglesia Sagrada Familia.

El alcalde provincial, Edilberto Farías, exteriorizando su malestar, señaló que los cargos de “agitador del pueblo contra el Estado de Derecho y la democracia de nuestro país”, carecen de fundamento ya que desde su labor como sacerdote y luego como obispo, el religioso ha demostrado un gran respeto por la vida y la ley; promoviendo la convivencia fraterna, exhortando el respeto a la dignidad, honor y buen nombre de las personas. Además, se desempeñó como un mediador en los conflictos sociales donde se requería de su presencia, contribuyendo con sus palabras y acciones a la paz social.

Destacó su importante labor ante el gobierno central a favor del Proyecto Especial del Alto Piura en la Mesa de Diálogo, desarrollada con el presidente Alan García; y el presidente regional, en el local de la Diócesis de Chulucanas en el año 2007.

“Monseñor Turley es un pastor comprometido desde la fe católica, con la vida, la protección y promoción del medio ambiente; con la verdad y la justicia, desempeñando su labor en estricto cumplimiento de su misión pastoral, coordinando con autoridades e instituciones su labor; conocido y respetado por todos los altopiuranos.

Defenderlo ahora que es injustamente acusado, es un acto que nos mueve a todos, y lo hacemos conociendo de cerca su buena labor eclesiástica, y motivado por ello he convocado a una sesión extraordinaria de Concejo para la próxima semana, para tomar acuerdos al respecto, los cuales serán dados a conocer en un pronunciamiento público a toda la ciudadanía”, mencionó Farías.


    Diario La Primera

    Diario La Primera

    La Primera Digital
    Diario La Primera comparte 119376 artículos. Únete a nosotros y comparte el tuyo.