Madre pudo evitar tragedia

Compañeras de aula y profesores de las hermanas Sahori y Tisalit Arévalo, estranguladas y calcinadas por su padrastro en Pichanaki – Cajamarca, confesaron que ambas menores, meses antes del crimen, sentían temor de Marcos Ticona, pareja de su madre. Y se lo dijeron a ella, quien lejos de creerles le restó importancia a sus hijas.

| 01 setiembre 2009 12:09 AM | Nacional | 523 Lecturas

Más datos

HECHOS

El crimen fue perpetrado el 11 de noviembre del 2008, y fue descubierto por la curiosidad de Dayron, un perro de la zona, que escarbó en el lugar.
523

“Ella (Sahori) me contó que su padrastro le rozaba la pierna intentando tocarla. Cuando le avisó a su mamá, ella no le creyó”, señaló una compañera de clase. Otro testimonio que reafirma lo que pasaba viene de la profesora del colegio público Daniel Alcides Carrión, donde ambas estudiaban.

Loading...



...
Diario La Primera

Diario La Primera

La Primera Digital

Colaborador 1937 LPD