Iglesia ambientalista

El presidente de la Conferencia Episcopal Peruana, Monseñor Miguel Cabrejos, demandó un “debido proceso” para el religioso británico Paul Mc Auley, amenazado con ser expulsado por el gobierno tras acusarlo de agitador, y dijo que la protección del medio ambiente son valores amparados en normas internacionales vigentes.

Por Diario La Primera | 17 jul 2010 |    
Iglesia ambientalista
La máxima autoridad de la Iglesia defiende medio ambiente.
La Iglesia defiende a religioso británico Mc Auley y sostiene que la protección del medio ambiente está amparada en normas internacionales.

Más datos

DETALLE

“Monseñor Miguel Cabrejos consideró importante que se reabran las mesas de diálogo entre el Estado y las comunidades indígenas, como lo pidieron los obispos de la Amazonía al presidente Alan García, para evitar conflictos, como el que derivó en los lamentables sucesos de Bagua en 2009.

El también arzobispo de la ciudad de Trujillo pidió al Ministerio del Interior seguir con el debido proceso y que se determine si las actividades realizadas por el hermano Mc Auley, director de la Red Ambiental Loretana, constituye un delito en el ordenamiento penal o una infracción contra la ley de migraciones.

Mc Auley, radicado 20 años en el Perú, de los cuales una década vive en Loreto, recibió una orden de expulsión el 1 de julio por presuntos actos “contra el orden público” por haber acompañado algunas movilizaciones de los nativos en defensa de sus tierras y en rechazo a la contaminación petrolera en la selva peruana por empresas extranjeras, como la argentina Pluspetrol, que el 19 de junio pasado derramó unos 400 barriles de crudo en el río Marañón.

Por considerar que el religioso de 65 años no tuvo derecho a la defensa y al debido proceso, la defensa de Mc Auley presentó un recurso de hábeas corpus, el cual fue admitido por el Poder Judicial, pero de inmediato apeló el Ministerio del Interior e insiste en la salida del país del religioso británico.

“La defensa del medio ambiente no es sólo la protección de la naturaleza sino del espacio donde se desarrolla el ser humano”, sostuvo ayer Cabrejos en conferencia de prensa. En un pronunciamiento público, la autoridad religiosa recordó que la Iglesia desde hace cinco siglos tiene presencia en la Amazonía, a través de “misioneros que, en su mayoría, provenían de países hermanos”.

Hizo referencia al documento de “Aparecida” aprobado por los obispos latinoamericanos en Santo Domingo en 2007, donde advierten que los recursos naturales son explotados por los grupos económicos que “arrasan irracionalmente las fuentes de vida, en perjuicio de naciones enteras y de la humanidad”.


    Diario La Primera

    Diario La Primera

    La Primera Digital
    Diario La Primera comparte 119376 artículos. Únete a nosotros y comparte el tuyo.