Exploran nuevos circuitos turísticos

Eso es lo que ha ocurrido en Ucayali. Una expedición de la Dirección Regional de Comercio Exterior y Turismo (Dircetur) de Ucayali descubrió una catarata de 100 metros de altura próxima a la comunidad asháninka de Nuevo Paraíso, en el distrito de Tahuanía, provincia de Atalaya.

| 09 noviembre 2009 12:11 AM | Nacional | 2k Lecturas
Exploran nuevos circuitos turísticos
Catarata de Hongua, otro atractivo turístico en Ucayali.
La selva está llena de misterios y encantos. En cada localidad amazónica se encuentran elementos naturales de gran atracción para el turismo.
2064

El lugar, denominado catarata de Hongua y de unos 150 metros de ancho, será incluido en un nuevo circuito turístico que proyectan promover las autoridades de la zona, informó Óscar Vásquez, director regional de Comercio Exterior y Turismo.

“Tiene tres caídas escalonadas y el espectáculo que ofrece es impresionante. Tras recibir información de los pobladores de querer promocionar sus atractivos turísticos decidimos partir (a la zona)”.

La expedición nació también con el fin de identificar los atractivos turísticos del río Shawaya a pedido de la comunidad asháninka para impulsar el turismo natural y dinamizar la actividad económica local, explicó.

El punto de partida fue la ciudad de Pucallpa (capital departamental), siguiendo por seis horas la ruta del río Ucayali hasta la localidad de Vista Alegre-Iparía. Luego se llegó a Nuevo Paraíso navegando ocho horas por el afluente del río Shawaya.

Tres pobladores asháninkas, conocedores del lugar tras varias exploraciones, fueron los encargados de guiar a la comisión hacia la referida catarata a través de una caminata por el monte selvático.

“En el trayecto nos encontramos con varias piedras gigantes, sobre las cuales se pueden tejer varias hipótesis, como la de una ciudadela pasada. Eso requerirá un estudio e investigación”, manifestó Vásquez.

Como primer punto se arribó a la denominada cueva de Santana, similar a la cueva de las Lechuzas de Tingo María. “Es un hermoso accidente geográfico en el que se observan aves que los indígenas conocen con el nombre de Santana”, remarcó.

La cueva está rodeada por abundante vegetación y alberga una galería de piedras donde se ubican los nidos de aves, cuyos pichones sirven para la preparación de potajes exóticos que la comunidad consume en enero y febrero de cada año, comentó.

Vásquez adelantó que se prepara una segunda expedición para ver de qué manera se puede implementar un circuito turístico. “Hay la posibilidad de ir en avioneta desde Pucallpa y luego caminar, lo que ahorraría varias horas de viaje”, anotó.


¿Quieres debatir este artículo? prueba abriendo un tema en nuestros foros.


...
Diario La Primera

Diario La Primera

La Primera Digital

Colaborador 1937 LPD