Espinar sigue convulsionado

La huelga prolongada que se cumple hace nueve días en Espinar ha generado un desabastecimiento de alimentos en la provincia cusqueña y los organizadores de la medida amenazaron con la radicalización de sus acciones de lucha en rechazo al proyecto de irrigación Majes Siguas II, que promueve Arequipa y cuenta con el respaldo del gobierno central.

Por Diario La Primera | 17 nov 2009 |    
Espinar sigue convulsionado

Además de la ausencia de productos de primera necesidad en los centros de abastos, también hay un desabastecimiento de combustibles y gas, así como se encuentran bloqueadas las vías que unen a Cusco con Arequipa.

Los pobladores campesinos tomaron las instalaciones de la bocatoma de agua del río Salado, en el sector de Pallpata, de propiedad de la minera Xstrata-Tintaya, que opera de manera parcial debido a la huelga iniciada el nueve de noviembre y de cuya actividad depende Espinar.

    Diario La Primera

    Diario La Primera

    La Primera Digital
    Diario La Primera comparte 119378 artículos. Únete a nosotros y comparte el tuyo.