Andahuasi quiere trabajar

Conflicto interno paraliza la última azucarera manejada por sus trabajadores. Una bomba de tiempo que se debe desactivar. Mesa de Diálogo busca una salida sin violencia.

Por Diario La Primera | 28 julio 2009 |  1.3k 
Andahuasi quiere trabajar
(1) Las tensiones aumentan y se espera que la Mesa de Diálogo sea realmente útil para lograr soluciones. (2) Situación crítica en la azucarera nacional.
1393  

Los días de tranquilidad en la Empresa Agraria Azucarera Andahuasi, la última azucarera en el país, administrada por sus trabajadores desde la Reforma Agraria, fueron interrumpidos el 14 de mayo, cuando el presidente del directorio, Eduardo Núñez Cámara, vendiera irregular y fraudulentamente 50 millones de acciones pertenecientes a los trabajadores, convirtiendo en caótica la situación, como comprobó LA PRIMERA, en visita a la convulsionada zona en las afueras de Lima.

Luego de 38 años, alrededor de mil 800 trabajadores y accionistas de la Empresa Agraria Azucarera Andahuasi S.A., en el distrito de Sayán, provincia de Huaura, región Lima, se mantienen en pie de lucha y exigen la devolución de los 50 millones de acciones (valorizadas en 50 millones de soles, a un sol cada acción), así como el pago de sus sueldos correspondientes a tres meses (mayo, junio y julio) y el pago de sus CTS incumplidos desde hace doce años.

El 30 de abril, en la Junta General de Accionistas, los andahuasinos eligieron el nuevo directorio, liderado por Eduardo Jesús Núñez Cámara, quien (el 14 de mayo) vende sin acuerdo alguno 50 millones de acciones (propiedad de los trabajadores y accionistas) al Grupo Wong. El 21 del mismo mes (con la venta concretada) pretende inscribir el supuesto acuerdo de los accionistas para hacer tal venta ante la Oficina de Registros Públicos de Lima y Callao, pero dicho acuerdo es observado y el ente registrador niega tal pedido.

Luego de estos sucesos, los trabajadores y accionistas andahuasinos denunciaron que, después de enterarse de la ilegal venta, hace tres meses no encuentran solución a sus reclamos, pues la azucarera no puede comercializar sus productos debido al bloqueo económico de sus cuentas bancarias, la baja de sus facturas que evita cualquier tipo de venta y los constantes asaltos, así como acosos e impedimentos para transportar la producción fuera de la empresa, por parte de sujetos contratados por Núñez Cámara.

En recorrido por la empresa, LA PRIMERA constató la inmovilidad de miles de sacos de azúcar, los cuales se encuentran hacinados en toda la empresa: en el complejo deportivo, en el aula de capacitación del personal, en el almacén central y frente a las oficinas administrativas.

Filadelfo Coca Mora, secretario general del Sindicato Único de Trabajadores de la Azucarera Andahuasi, indicó que tienen cerca de 120 mil sacos de azúcar (con 50 kilos cada uno) en riesgo de perderse. “Imagínese, para evitar que se pierda nuestro patrimonio hasta tuvimos que guardar los sacos en la antigua Iglesia de San Nicolás Tolentino, patrono de Andahuasi”.

Wilder Ruíz Loayza, presidente secretario de Andahuasi, señaló que mil 800 trabajadores y accionistas iniciaron un juicio en el Poder Judicial de Huacho contra Núñez Cámara, en el cual exigen la nulidad de la ilícita venta. “Pedimos que se pronuncien la Bolsa de Valores, Conasev y nos digan en qué documentos se basaron para permitir la irregular venta. No hay actas de convocatorias, ni de juntas generales, donde los accionistas hayamos tenido conocimiento de tal acción. Registros Públicos tacha la inscripción de dichos documentos fraguados”.

Solución sin violencia
Frente a esta problemática, la población de Andahuasi pidió la conformación de una mesa de diálogo, encabezada por el presidente Regional de Lima, Nelson Chui Mejía, el alcalde del distrito de Sayán, Fernando Márquez Trinidad, monseñor Alejandro Albites representando al obispo de la Diócesis de Huacho, representantes de la Policía Nacional, de los grupos económicos, accionistas de la empresa y la sociedad civil.

Durante la segunda convocatoria a la mesa de diálogo, David Jiménez Sardón, director ejecutivo de Andahuasi, pidió al presidente de la Región Lima, expenda una resolución regional por ocho días donde se les permita comercializar el azúcar. “Como Núñez tiene los poderes, pues es el titular, no permite que vendamos la producción. Hace semanas apenas sacábamos los camiones con el azúcar y de inmediato él denunciaba que era ilegal y todo se paralizaba”.

Asimismo, contó que semanas atrás los camiones eran asaltados por gente contratada por Núñez. “Por reclamo nuestro, la Policía comenzó a patrullar la zona”. El grupo Bustamante, uno de los grupos económicos y accionistas de Andahuasi (del cual forma parte Jiménez) hizo un préstamo que fue invertido en la producción de los 120 mil sacos de azúcar que se mantienen inmovilizados. Eso era para paliar los temas más urgentes, como pagar los gastos operativos y parte de los sueldos de los trabajadores”, señaló Jiménez.

Rogelio Rimarachin Idrogo, representante de los pobladores de la localidad dijo que todo lo que se encuentra paralizado sin poder ser comercializado se debe a la intransigencia de Núñez. “Nosotros estamos trabajando. Con todas las dificultades económicas, no hemos paralizado, ese señor Núñez con su ilegal injerencia no nos deja vender. El RUC de la empresa está bloqueado y no se pueden emitir facturas, las cuentas en entidades bancarias están anuladas, pero aún así seguimos en la lucha”.

Sandra Martel
Enviada especial

Referencia
Propia



    Diario La Primera

    Diario La Primera

    La Primera Digital
    Diario La Primera comparte 119378 artículos. Únete a nosotros y comparte el tuyo.
    Loading...

    Deje un comentario