Vendedores cambian carretillas por módulos

Los comerciantes dedicados a la venta de emoliente y otras bebidas curativas en el distrito de Surco, cambiaron sus tradicionales carretillas de madera por modernos módulos de aluminio, a fin de garantizar las mejores condiciones de salubridad en los productos que expenden.

Por Diario La Primera | 11 setiembre 2012 |  6.5k 
Vendedores cambian carretillas por módulos
Modernos módulos reemplazan a las viejas carretillas.
Municipio de Surco propició que vendedores de bebidas medicinales (emolientes) reemplacen sus tradicionales instrumentos de trabajo.

Más datos

VETERANO

El comerciante de emolientes más antiguo del distrito es Oswaldo Ortiz Sangay, quien lleva más de 37 años trabajando en este rubro. Ortiz ubica su carreta de emoliente a diario en las afueras del Mercado Jorge Chávez.
6586  

Fuentes de esta comuna informaron que en principio 30 de estos vendedores fueron los beneficiados, pero el plan es que todos los negociantes que se desempeñan en la jurisdicción sigan el paso de la modernización.

“No solo es un tema de uniformidad entre los comerciantes, sino que además garantiza a los consumidores un producto que cumple con las normas sanitarias reglamentarias”, explicó el alcalde de Surco, Roberto Gómez Baca.

Se explicó que el desarrollo de esta actividad económica comienza con la organización de los comerciantes. Por esto, los vendedores en esta comuna usan módulos, uniformes, y otras características acordes al mobiliario urbano de la ciudad. Esto es parte de las normas establecidas para regular la actividad.

Asimismo, el burgomaestre refirió que con la medida también se respetará el entorno de la ciudad, pues los comerciantes de estas bebidas deben expender sus productos solo en puntos y horarios regulados por el municipio.

Los módulos para venta de emolientes se ubican en lugares señalados expresamente por la Municipalidad, previa evaluación técnico - social, en veredas y áreas disponibles donde su presencia no atenta contra la seguridad de vecinos, peatones o conductores.

“Para la ubicación se evalúa, por ejemplo, que no obstaculicen la visión de un conductor en una intersección. No debe, además, dañar o dificultar el acceso a una propiedad privada. Son detalles que parecen ser muy simples, pero que si no se regulan, pueden convertirse en un gran problema”, refirió la autoridad edil.

Los emolienteros del distrito de Surco iniciaron sus actividades en los años 80, pero fue el 09 de octubre del 2003, con acuerdo de Concejo Municipal Nº 116-203-ACSS, que se declara al Emoliente como bebida tradicional del distrito por su carácter medicinal y aceptación popular.

Referencia
Propia



Diario La Primera

Diario La Primera

La Primera Digital
Diario La Primera comparte 119378 artículos. Únete a nosotros y comparte el tuyo.
Loading...

Deje un comentario