Golpe a la delincuencia

La efectividad del personal de seguridad ciudadana de Surco quedó demostrada, cuando la madrugada de ayer logró evitar que un grupo de delincuentes completen su plan de asaltar la sanguchería “Tragaldabas”.

| 13 setiembre 2011 12:09 AM | Municipios | 1.9k Lecturas
Golpe a la delincuencia
Oportuna intervención de serenos permitió capturar a los delincuentes.
Serenazgo de Surco logró frustrar asalto a sanguchería. En rápida intervención y persecución se capturó a facinerosos.
1917

El rápido accionar de los efectivos de serenazgo de Surco llegó hasta el cruce de la Avenida Ramón Castilla N° 1166 con la avenida Ayacucho, donde se percataron de extraños movimientos de varias personas, tanto dentro como fuera del negocio, por lo que procedieron a realizar una intervención de verificación.

La participación de los serenos se dio a las 2:30 am, cuando el personal de seguridad ciudadana vio un vehículo rojo de placa AGD-651 con un letrero de taxi, que se encontraba estacionado en la fachada del mencionado local, con tres pasajeros en su interior, y un cómplice más fuera del vehículo que trataba de ingresar con un televisor. Ya dentro de la unidad tenían un microondas que habían sustraído de la sanguchería.

Cuando los facinerosos se percataron de la presencia del serenazgo, emprendieron la fuga corriendo, por lo que se inició una intensa persecución por las calles del distrito siendo capturado uno de ellos en la intersección de la Avenida Santiago de Surco con la calle Santa Catalina.

Otro de los facinerosos que se encontraba en el taxi escapó del lugar de los hechos, pero las patrullas de Surco, le siguieron el rastro, siendo capturado en las inmediaciones de la Avenida Prolongación Huaylas, frente al cuartel del ejército Fuerte Tarapacá Chorrillos.

Cabe mencionar que dentro del auto se encontraron los bienes robados. Todos los malhechores fueron puestos a disposición de la Comisaría de Surco, en donde se vienen desarrollando las investigaciones del caso.

Tras el interrogatorio y la presencia del dueño del local, Javier Enrique Meléndez, se pudo establecer que uno de los presuntos delincuentes había sido trabajador de confianza de la sanguchería, sin embargo se retiró voluntariamente.

El propietario sorprendido por los hechos destacó que el sujeto habría sacado duplicado de las llaves del establecimiento pues no hubo forcejeo y las chapas se encuentran intactas.

¿Quieres debatir este artículo? prueba abriendo un tema en nuestros foros.


En este artículo: | | | | |


...
Diario La Primera

Diario La Primera

La Primera Digital

Colaborador 1937 LPD