Borrachera y racismo en San Isidro

Cubrir los pormenores de un accidente vehicular ocurrido la madrugada de ayer, en San Isidro, significó para un grupo de periodistas convertirse en el objeto de una serie de insultos racistas, lanzados por cuatro de los infractores con evidentes signos de haber ingerido alcohol. La camioneta en la que viajaba un grupo de jóvenes casi ocasiona una tragedia de altas magnitudes al chocar contra otro vehículo en la avenida Camino Real.

Por Diario La Primera | 10 set 2012 |    
Borrachera y racismo en San Isidro
Jóvenes gritan luego de accidente.
La desigualdad, el “choleo” sale a cada rato. Ayer se presentó luego de un accidente.

Más datos

SOLIDARIDAD

“Me solidarizo con los periodistas porque nadie tiene el derecho de insultarlos de esta manera. No importa cuánta plata tengan estas personas (agresores), ellos no pueden tratar mal a ninguna persona”, sostuvo la legisladora Hilaria Supa.

Los cuatro jóvenes, lejos de lamentar por haber ocasionado el accidente, atacaron con frases amenazantes y de corte racista a los periodistas que registraban el hecho. “Saca tu cámara porque te la voy a reventar, cholo de mierda”, “Me llega al p… tu casa y tu vida, cholo de mierda”, repetían dos de ellos intentando embestir a los hombres de prensa.

A vista de efectivos de Serenazgo, uno de los jóvenes arrebató el filtro de la cámara fotográfica de un reportero gráfico y lo estrelló contra el piso. Ello en momentos que el grupo se disponía a ingresar al hospital Casimiro Ulloa para ser atendidos.

El incidente dejó claro que, pese a lo exclamado por muchos personajes resaltantes del país, y lo trabajado por el Estado, el racismo sigue siendo un flagelo que afecta nuestra sociedad. Lo penoso es que aún no hay atisbos de solución para esta problemática que afecta a gran parte de los peruanos.

POCOS AVANCES
Vicente Otta, sociólogo experto en temas culturales, explicó a LA PRIMERA que en cuanto a esta materia se ha avanzado muy poco. Sin embargo, los primeros pasos para acabar con esta especie de mal endémico ya se están dando y eso da esperanzas para una mejor convivencia entre todos los ciudadanos.

“El racismo se hace cada día más evidente. Antes no se veía tanto, pero ahora sí porque muchos individuos se están reconociendo como racistas, y ello es un paso para acabar con este fenómeno. En Lima en particular somos hipócritas, pero si admitimos que estamos equivocados, podremos erradicar este flagelo”, explicó.

Según dijo, los jóvenes reaccionaron de esta manera violenta porque, al vivir una situación tensa, liberaron lo que estaban reprimiendo, seguramente, por largo tiempo. “Sus comportamientos no fueron correctos, pero si reconocen su falta pueden cambiar su manera de pensar”, dijo.

El problema de fondo, explicó, tiene que ver con la educación que cada individuo recibe, pero, principalmente, por la mentalidad colonialista que está presente, sin excepciones, en cada uno de los peruanos. Cambiar esta forma de pensar, explicó, será la mejor forma de luchar contra esta especie de enfermedad endémica.

“Lo que pasa es que aún vivimos con una mentalidad colonialista, es decir, aunque querramos negarlo, aún pensamos en que el extranjero es mejor, que los blancos son mejores. Esto es reafirmando por la publicidad que sigue mostrando rostros que no se identifican verdaderamente con nuestra cultura”, explicó.

Lo preocupante, dijo, es que algunos residentes de Lima creen que su distrito (los llamados exclusivos) son todo el Perú, y por eso cuando salen de él se creen con la libertad de tratar de mala manera a quien no está en su círculo social. Esta práctica es usada sin que nadie la pueda detener.

UNA VOZ AUTORIZADA
De otro lado, la parlamentaria andina, Hilaria Supa, explicó que el racismo es un tema de educación. Ella indicó que los valores deben empezar por el hogar de cada ciudadano a fin de que logremos una sociedad vinculante, y no excluyente, como la de ahora.

Refirió que tener dinero no es pretexto o condicionante para que los ciudadanos traten como menos al prójimo. El verdadero cambio, a pesar de existir leyes en contra del racismo, explicó, se iniciará con la concientización real de la sociedad.

“Hay una ley contra la discriminación, incluso en la Constitución Política se explica que ninguna persona debe ser discriminada por su raza, sexo, religión, pero el problema es que ni en las escuelas ni en las universidades se enseñan estas cosas. Debemos aprender que esto solo nos hace mal a los peruanos”, explicó.


Róger Chuquín
Redacción


Diario La Primera

Diario La Primera

La Primera Digital
Diario La Primera comparte 119374 artículos. Únete a nosotros y comparte el tuyo.