Zelaya vuelve hoy

Horas dramáticas vivía ayer Honduras, a pocas horas que el depuesto presidente Manuel Zelaya regrese al país para recuperar el cargo del que fue desalojado por un golpe militar digitado por la oligarquía.

Por Diario La Primera | 05 jul 2009 |    
Zelaya vuelve hoy
El pueblo se enfrenta desarmado a la represión.
Hondureños marchan al aeropuerto a recibirlo pese a cerco militar.

A pesar de las amenazas de los golpistas, que establecieron un cerco de hierro para impedirles el paso, miles de simpatizantes intentaban llegar al aeropuerto de Toncontín, en Tegucigalpa, para recibirlo cuando llegue acompañado de los presidentes de Argentina y Ecuador, Cristina Fernández y Rafael Correa, así como el presidente de la Asamblea General de Naciones Unidas, Miguel D'Escoto.

A lo largo del día, los militares intentaban frenar la marcha a la capital que realizan los simpatizantes de Zelaya, entre ellos indígenas y campesinos. En ese intento, dispararon a los neumáticos de los autobuses que se dirigían hacia Tegucigalpa, pero los seguidores de Zelaya decidieron continuar la marcha a pie.

Colocándose al lado de los insurrectos, el cardenal Óscar Andrés Rodríguez, le pidió a Zelaya que no retorne. “Un regreso al país en este momento podría desatar un baño de sangre. Sé que usted ama la vida, sé que usted respeta la vida. Hasta el día de hoy no ha habido ni un solo muerto hondureño. Por favor medite, porque después sería demasiado tarde”, dijo. Pero el mandatario advirtió a los golpistas que están cercados por los gobiernos del mundo y los invitó a desistir. “Hay repudio general a nivel mundial y a sus acciones dentro de la nación (...) no van a pasar en vano sus hechos, porque tendrán que rendirle cuenta a los tribunales internacionales por suprimir libertades y reprimir al pueblo”, indicó a través de un comunicado.

El presidente convocó a todas las organizaciones sociales a mantener la resistencia contra el gobierno de facto y pidió que lo hagan sin armas y dejen la violencia a los que están instalados en el poder.

“Pido a campesinos, amas de casa, amigos políticos, empresarios, que me acompañen en mi regreso (...) no perdamos nuestro derecho de elegir, no permitamos que particulares comiencen a ejercer presión. Estoy dispuesto a hacer cualquier sacrificio para obtener la libertad de la nación”, agregó.

Zelaya reiteró que “ésta es una gran oportunidad para demostrarle al mundo que somos capaces de salir adelante a pesar de los obstáculos de esta secta criminal que hoy pretende apropiarse de los destinos de nuestra nación”.

En las calles de Tegucigalpa miles simpatizantes de Zelaya marcharon para expresarle apoyo, bloqueando el tráfico cerca del palacio presidencial ocupado por Roberto Micheletti y estrictamente custodiado por militares.

“Las manifestaciones son enormes. En estos momentos hay más de 100 mil personas y para el resto del día se incrementarán con la llegada de grupos de todo el país”, dijo el líder de Vía Campesina, Rafael Alegría.

“Sí a la paz”, “Mel, amigo, el pueblo está contigo”, “Queremos a Mel”, eran las consignas coreadas por la multitud, que avanzaba por la avenida Juan Pablo Segundo hasta la Casa Presidencial.

“La manifestación es hoy mucho más grande. El pueblo está desafiando la represión, está desafiando los retenes militares”, declaró, por su parte, el dirigente del Bloque Popular, Juan Barahona.

Los líderes de la protesta denunciaron que a nadie le quedan dudas de que hay un golpe de Estado y que el régimen de facto no atiende el llamado de la comunidad internacional a que deje el poder.


    Diario La Primera

    Diario La Primera

    La Primera Digital
    Diario La Primera comparte 119374 artículos. Únete a nosotros y comparte el tuyo.