Tensa calma en Egipto

El ejército egipcio desalojó a los manifestantes que se encontraban en los alrededores del palacio presidencial en El Cairo, donde desplegó tanques después de los violentos enfrentamientos entre partidarios y adversarios del presidente Mohamed Mursi que dejaron como saldo siete personas muertas.

| 07 diciembre 2012 12:12 AM | Mundo | 540 Lecturas
Tensa calma en Egipto
La Guardia Republicana restablece el orden pero sigue la tensión por decreto presidencial y la nueva Constitución
540

Los partidarios de Mursi, que habían acampado cerca del palacio, se retiraron antes del plazo fijado por la Guardia Republicana, mientras que decenas de opositores fueron alejados por una barrera de alambres custodiada por tanques.

“Los Hermanos Musulmanes son unos mentirosos. Mursi ha perdido la oportunidad de ser el presidente de todos y arrastra al país hacia la guerra civil”, dijo Nahed, una ingeniera, cerca de la pared de púas instalada por la Guardia Republicana.

Los choques entre los seguidores de Mursi y los manifestantes de la oposición continuaron hasta la madrugada, luego de las protestas por la decisión del presidente de expandir sus poderes para acelerar la aprobación de una nueva Constitución.

Las autoridades informaron que siete personas murieron y más de 400 resultaron heridas por la violencia de los últimos días. Seis de las víctimas eran partidarios de Mursi. Los enfrentamientos callejeros reflejan la profunda división política en la nación árabe más poblada del mundo, donde las posturas de los musulmanes y sus rivales liberales complicaron la transición a la democracia desde la caída de Hosni Mubarak.

El jefe de la Guardia Republicana dijo que las fuerzas y tanques desplegados fuera del palacio fueron enviados para separar a los detractores y seguidores del presidente, no para oprimirlos. “Las Fuerzas Armadas, y por sobre todo la Guardia Republicana, no será utilizada como herramienta para oprimir a los manifestantes”, declaró el general Mohamed Zaki.

Hussein Abdel Ghani, portavoz del Frente Nacional de Salvación, un grupo opositor, anunció que se convocaron más protestas, aunque no necesariamente en el distrito Heliopolis del El Cairo donde está ubicado el palacio presidencial.

Egipto se hundió en el caos cuando Mursi emitió su controvertido decreto el 22 de noviembre y una asamblea dominada por islamistas aprobó rápidamente el borrador de una Constitución que será sometida a un referendo el 15 de diciembre.

El guía supremo de los Hermanos Musulmanes, un movimiento al que pertenecía Mursi antes de ser electo mandatario en junio, hizo un llamado a la unidad. Las divisiones entre egipcios “sólo sirven a los enemigos de la nación”, dijo Mohamed Badie en un comunicado.


¿Quieres debatir este artículo? prueba abriendo un tema en nuestros foros.


...
Diario La Primera

Diario La Primera

La Primera Digital

Colaborador 1937 LPD

Deje un comentario

Espere...
0.767320156097