Temor golpista

Los golpistas impusieron un toque de queda de 12 horas con el pretexto de “garantizar la paz y el orden público, y debido a los llamados a la insurrección hechos de manera pública por el señor Manuel Zelaya Rosales”.

Por Diario La Primera | 27 set 2009 |    
Temor golpista
Se extiende el toque de queda para evitar nuevas protestas por la restitución de Zelaya.

Más datos

La manifestación hizo una pausa frente a la embajada de EE.UU., donde todos se sentaron en el piso, se quitaron sus zapatos y “amenazaron con tirárselos” al golpista Micheletti.
Igualmente, continuaban con el cerco a la embajada brasileña. El encargado de negocios, Francisco Catunda, afirmó que la sede está sitiada, carecen de teléfono y alimentos, y denunció haber estado “cinco días preso”, por lo que tuvo que hacer “todo un ritual” para poder salir.

En el interior, el presidente Manuel Zelaya se encontraba en buen estado de salud a pesar del ataque con gases tóxicos. “El presidente presentaba resequedad en la garganta y dolor estomacal, pero ya está casi recuperado en su totalidad y sigue firme en sus convicciones”, dijo Andrés Pavón, del Comité para la Defensa de los Derechos Humanos de Honduras.

Entretanto, millares de simpatizantes de Zelaya volvieron a salir a las calles para demandar la restitución del mandatario. “Nos han querido doblegar la moral, pero estamos más fuertes que nunca y vamos a seguir en las calles”, dijo Juan Barahona, del Frente Nacional contra el Golpe de Estado.

“Aquí vamos otra vez, son 91 días que tenemos de estar en las calles y nadie nos va a parar”, dijo la “Abuela I”, como conocen a Dionicia Díaz. “No provoquen, ni se dejen provocar”, gritaba la anciana.
Referencia
Temor golpista

    Diario La Primera

    Diario La Primera

    La Primera Digital
    Diario La Primera comparte 119376 artículos. Únete a nosotros y comparte el tuyo.