Sospechosos atentados

A mes y medio del retiro de las tropas norteamericanas de las principales ciudades de Irak, una cadena organizada de atentados provocó la muerte de 95 personas, mientras 500 resultaron heridas en el centro de Bagdad, en un abierto desafío al gobierno.

Por Diario La Primera | 20 ago 2009 |    
Sospechosos atentados
Explosiones remecieron el centro de Bagdad y oficinas del gobierno.
Explosiones matan a centenar de iraquíes tras retiro de tropas de Estados Unidos.

Los atentados se producen cuando Estados Unidos busca ampliar y mantener su presencia militar y en momentos que el gobierno de ese país respalda un referéndum que podría forzar la retirada anticipada de las fuerzas extranjeras. La consulta decide la aprobación o no del Acuerdo de Estatuto de Fuerzas entre Estados Unidos e Irak.

El retiro de Estados Unidos está fijado para el 2011, pero si los iraquíes rechazan el cronograma, las tropas se verían obligadas a retirarse un año antes. Si el mecanismo de consulta es aprobado por el Parlamento, se realizaría en enero.

Pero lo que más llama la atención de los atentados es que se produjeron en la zona más custodiada de Bagdad. El primero, se produjo cerca del Ministerio de Finanzas, cuando estalló un camión bomba aparcado sobre el puente de una autovía. Varios transeúntes se precipitaron al vacío. Ocho personas resultaron muertas y una veintena heridas.

Diez minutos más tarde, otro camión estallaba junto al Ministerio de Asuntos Exteriores. La detonación destruyó la fachada del edificio y la onda expansiva hizo retumbar las paredes del Parlamento, que se encontraba reunido.

Ese atentado dejó unos 59 muertos y 250 heridos. En la zona, se encontró un cráter de tres metros de profundidad y diez de diámetro. Todo estaba destruido en 300 metros alrededor. A los ocupantes de las casas próximas se les cayó el techo encima.

Casi al mismo tiempo, dos proyectiles de mortero cayeron cerca de las oficinas de la ONU. En el barrio de Bab al Muadham, muy cerca de la Universidad de Al Mustansiriya, una bomba causó seis muertos y 24 heridos. Otro coche bomba en Baya, al oeste de la capital, dejó dos muertos y 16 heridos.

El aumento de la violencia constituye un golpe a los esfuerzos del gobierno por restaurar la normalidad en la capital. El primer ministro Nuri Al Maliki había ordenado a principios de mes la retirada de los muros de hormigón que jalonaban la ciudad para evitar ataques.


    Diario La Primera

    Diario La Primera

    La Primera Digital
    Diario La Primera comparte 119374 artículos. Únete a nosotros y comparte el tuyo.