Se juega todo

Acosado por los conservadores, el presidente de Estados Unidos, Barack Obama, intenta ganar su apuesta por la reforma del sistema de salud que pretende darle algún tipo de cobertura médica a 30 de los 48 millones de estadounidenses que no cuentan con el servicio.

| 13 setiembre 2009 12:09 AM | Mundo | 510 Lecturas
Se juega todo
Los conservadores no quieren seguro de salud para los pobres.
Obama presiona por la aprobación de la reforma de salud que no da cobertura a 48 millones.

Más datos

Su plan aumentaría la cobertura de 30 millones de personas que no están aseguradas, pero no cubriría a los inmigrantes ilegales, como señalan los republicanos.
510

El plan, que costaría 900.000 millones de dólares a lo largo de 10 años, desató las iras de los conservadores que acusan a Obama de incrementar el déficit presupuestal. “Toda distribución de la riqueza es un robo”, afirmaban los opositores al plan de reforma en Washington.

Pero Obama pidió a los estadounidenses que no se dejen engañar por “tácticas de amedrentamiento”. En Minnesota, ante 10 mil personas, pareció dispuesto a usar todo su peso político para presionar por la reforma de un rubro que mueve 2,5 billones de dólares. Su éxito o fracaso podría fijar el tono para el resto de su mandato.

Obama instó a sus compatriotas a no prestar atención a “historias de terror” acerca de cómo los beneficios del Medicare disminuirían bajo la reforma. Acosados por la propaganda, muchos estadounidenses ven con temor la reforma del sistema sanitario porque están asegurados, pese a que se les ha dicho que el programa no les obligará a cambiar sus planes.

Las encuestas indican que les preocupa, además, el incremento del déficit fiscal y de los impuestos. La industria de las aseguradoras también se ha opuesto a un programa de seguros dirigido por el gobierno.


¿Quieres debatir este artículo? prueba abriendo un tema en nuestros foros.


...
Diario La Primera

Diario La Primera

La Primera Digital

Colaborador 1937 LPD