Sandy azota a los EEUU

Millones de personas en la costa este de Estados Unidos resultaron afectadas por la destrucción causada por la tormenta Sandy, que cortó la luz de enormes zonas de la región más poblada del país, inundó el metro de Nueva York y calles enteras del distrito financiero de Manhattan, además de ciudades como Washington, Filadelfia y Boston.

| 31 octubre 2012 12:10 AM | Mundo | 765 Lecturas
Sandy azota a los EEUU
La tormenta Sandy sigue causando estragos en varias ciudades de Estados Unidos.
A su paso por la costa este de Estados Unidos, el huracán, degradado a tormenta tropical, siembra pánico y desolación en la primera potencia del mundo.
765

La devastación provocada por Sandy, una de las mayores tormentas que haya azotado el país, luego que perdiera la categoría de huracán antes de tocar tierra en las costas de Nueva Jersey, puede dejar pérdidas de hasta 30,000 millones de dólares según algunas aseguradoras.

IMPENSABLE
Más de ocho millones de hogares y negocios estaban sin electricidad, unos 15,000 vuelos fueron cancelados y se cree que la normalidad en los cielos tardará en volver por el cierre de aeropuertos. “La devastación es impensable”, dijo el gobernador de Nueva Jersey, Chris Christie.

Más de un millón de personas a lo largo de una decena de estados estaban bajo orden de evacuación, al tiempo que la tormenta continuaba avanzando en dirección oeste. A su paso dejaba un rastro de daños -casas inundadas, árboles derribados y postes de luz caídos- causado por los fuertes vientos en toda la costa este. Ayer, el presidente Barack Obama emitió decretos federales de emergencias para Nueva York y Nueva Jersey, tras señalar que había “grandes desastres” en ambas zonas.

“Mi mensaje para todas las administraciones del gobierno, es que olviden la burocracia y actúen con la mayor rapidez. No podemos admitir que un 85% de la población de Nueva Jersey esté sin luz o que el metro de Nueva York siga anegado. Durante la oscuridad de la tormenta, creo que hay luz al final del túnel para América”, dijo Obama.

Sandy batió su primer récord justo antes de tocar tierra. La crecida del nivel de agua que acompañó a la tempestad provocó que superara en Battery Park el nivel histórico que databa de la tormenta que azotó Nueva York el 3 de setiembre de 1821. Las ráfagas de viento en la Gran Manzana superaron los 120 kilómetros por hora.

La zona baja de la isla de Manhattan fue la más afectada por las inundaciones. El alcalde de Nueva York, Michael Bloomberg, informó en rueda de prensa que “se produjeron 23 incendios graves y que se han perdido 100 casas en Queens”. Sandy causó un incremento récord de las aguas de casi 4,2 metros en Manhattan, frente al anterior récord de tres metros durante el paso del huracán Donna en 1960, informó el Servicio Nacional de Meteorología.

El agua ingresó en las estaciones de metro y en los túneles bajo los ríos en Manhattan, aumentando la preocupación porque la capital financiera del mundo pueda ver trabado su funcionamiento durante días. Grandes zonas de Nueva York estaban a oscuras y el transporte en la zona metropolitana estaba paralizado.

“En 108 años, nuestros empleados no habían afrontado un reto como el que afrontamos ahora”, dijo en un comunicado el presidente de la Autoridad Metropolitana del Transporte (MTA, por sus siglas en inglés), que administra el metro. Podría costarnos entre 14 horas y cuatro días sacar el agua de los túneles inundados del metro, informó.

No hay fecha para la reapertura del metro que funciona regularmente las 24 horas de todos los días del año y mueve la ciudad (el 70% de los residentes en Manhattan no tiene coche). Bloomberg dijo que será una suerte si vuelve a funcionar al final de la semana.

La electricidad, a la que está ligada el agua en los edificios altos, también tardará en volver. El lunes la compañía eléctrica ConEdison sufrió una aparatosa explosión en una planta del sur de Manhattan y no sabe cuánto tardará en repararla. El último apagón masivo en la costaeste fue en agosto de 2003 y entonces la electricidad faltó hasta una semana.

En la tarde, la tormenta avanzaba hacia el oeste sobre el centrosur de Pensilvania y todavía desataba vientos con fuerza de huracán de hasta 105 kilómetros por hora, informó el Servicio Nacional de Meteorología. Las ráfagas de viento, la lluvia y las inundaciones posiblemente se extiendan durante buena parte del martes, pero sin el poder devastador inicial de la tormenta, declaró el meteorólogo Jim Dickey.


¿Quieres debatir este artículo? prueba abriendo un tema en nuestros foros.


...
Diario La Primera

Diario La Primera

La Primera Digital

Colaborador 1937 LPD

Deje un comentario

Espere...