Rousseff veta polémica Ley Forestal

La presidenta Dilma Rousseff vetó varios artículos del polémico Código Forestal, que establecían la posibilidad de otorgar amnistía a las personas y empresas que promovieron la deforestación de los inmensos bosques y selvas amazónicas, en peligro de extinción.

| 26 mayo 2012 12:05 AM | Mundo | 989 Lecturas
Rousseff veta polémica Ley Forestal
Presidenta de Brasil se pone fuerte.
La norma cancelaba las sanciones a los que desforestaron la selva amazónica y ampliaba la frontera agrícola
989

El código, que reforma una ley de 1965, reduce el área de bosque que debe ser reforestada en los márgenes de los ríos, y suspende las multas y sanciones impuestas a los propietarios de tierras que talaron ilegalmente hasta el 2008. El sector agroindustrial, con amplio respaldo legislativo, apoyó la norma, aduciendo la necesidad de ampliar la frontera agrícola para garantizar el cultivo de alimentos.

Las organizaciones ecologistas saludaron la decisión de Rousseff, tras haber encabezado manifestaciones y protestas contra la ley que amenazaba con convertirse en el amparo de los grandes lobbies que promueven la tala de los bosques y ponen en riesgo el último pulmón de la humanidad.

Rousseff introdujo doce vetos y realizó 32 modificaciones al texto aprobado en abril por la Cámara de Diputados, pero además anunció que dictará una medida provisional para regular aquellos artículos que fueron anulados. Los cambios serán publicados por el Diario Oficial el próximo 28 de junio. Con estas modificaciones, queda anulado el artículo que solo exigía la recuperación de la vegetación de las llamadas áreas de preservación permanente (APP) en un espacio de diez metros alrededor de las riberas de los ríos. El objetivo es “no permitir la reducción de la protección (de la Amazonía) ni nada que amnistíe la deforestación”, explicó la ministra de Medio Ambiente, Izabella Teixeira.

La polémica norma suponía un duro revés en las políticas ecológicas que puso en marcha el expresidente Luiz Inácio Lula da Silva y que Rousseff se comprometió a continuar cuando asumió el poder en enero de 2011. Las organizaciones a favor de la protección ambiental denunciaron que el gobierno estaba anteponiendo los privilegios de las grandes empresas e industrias, por encima de las comunidades indígenas que habitan los bosques.

La organización Greenpeace consideró que el nuevo código, que regulará el uso de los suelos, promovería la actividad agropecuaria, y de ese modo abriría la puerta a la deforestación de la selva amazónica.


¿Quieres debatir este artículo? prueba abriendo un tema en nuestros foros.


...
Diario La Primera

Diario La Primera

La Primera Digital

Colaborador 1937 LPD

Deje un comentario