Ríos de sangre en Alepo

La sangría en Siria no se detiene tal como lo evidencia el hallazgo de más de un centenar de cadáveres en la orilla del río Quweiq, en Bustan al Qaser, barrio situado del suroeste de Alepo, que presentan impactos de bala en la cabeza y las manos atadas a la espalda.

| 30 enero 2013 12:01 AM | Mundo | 3.8k Lecturas
Ríos de sangre en Alepo
Hallan 80 cadáveres en un río de Alepo
3854

“Hemos recuperado hasta el momento 68 cadáveres del río; pero aún quedan bastantes más en el fondo. Posiblemente estemos hablando de más de un centenar de muertos”, afirmó el capitán del Ejército Libre de Siria (ELS), Abu Sada.

Los rebeldes recuperaron 78 cuerpos, pero tuvieron que detener sus tareas por disparos de francotiradores. “Esta mañana, sobre las ocho, varios vecinos han acudido al cuartel que tenemos en Bustan Al Qaser para informar de que había varios cuerpos flotando en el río; cuando hemos comenzado a sacarlos nos hemos encontrado con más de medio centenar”, afirmó Sada.

Cubiertos de barro y lodo, los cuerpos se amontonaban en la orilla del riachuelo. Los testigos informaron que presentan un solo orificio de entrada, en la nuca. “Han sido ejecutados en la zona del régimen y lanzados al río; es posible que lleven varios días muertos porque la corriente no es muy fuerte y han tardado en llegar hasta aquí”, dijo Abu Anas, un soldado rebelde.

Cuerpos de niños, ancianos, adultos, adolescentes, todos civiles, se podían ver entre los cadáveres. “Cuando los civiles cruzan los puestos de control que separa la zona bajo su control del nuestro, los shabiha (matones del régimen) les detienen por el mero hecho de vivir en esta parte de la ciudad”, comentó un rebelde.

Tras conocer la noticia, centenares de personas se congregaron a orillas del rio Quweiq en busca de sus seres queridos; muchos de ellos tienen padres, hermanos o hijos detenidos en las cárceles del régimen y no tienen noticias de ellos.

“Mi hermano desapareció hace semanas cuando cruzó a la zona del régimen y no sabemos dónde está ni que ha sido de él, me he acercado a buscarlo; es posible que esté aquí”, comenta Mohammad Abdel Assis mirando uno por uno los cadáveres cubiertos de barro y lodo. “Si no aparece hoy, aparecerá la próxima vez”, dice.


¿Quieres debatir este artículo? prueba abriendo un tema en nuestros foros.

En este artículo: | | | |


...
Diario La Primera

Diario La Primera

La Primera Digital

Colaborador 1937 LPD

Deje un comentario

Espere...
1.00774312019