Represión indiscriminada

Mientras la tensión se acrecentaba en todo el país tras los enfrentamientos que dejaron como saldo por lo menos 20 muertos, la lucha por el poder se hacía más visible en la República Islámica de Irán.

Por Diario La Primera | 22 jun 2009 |    
Represión indiscriminada
Una joven muerta en los enfrentamientos.
Por lo menos 20 personas murieron en las protestas en Irán.

En las calles protestaban los jóvenes que reclaman nuevas elecciones y reformas en el dictatorial sistema político. Entre los numerosos detenidos se encontraba la hija del ex presidente Alí Akbar Hachemí Rafsanyani, quien libra una lucha por el poder con el también ayatolá Alí Jamenei, el líder supremo.

El enfrentamiento con las fuerzas del orden -policía antidisturbios, milicianos islamistas 'basij' y grupos no identificados-, fue extremadamente violento el sábado en la avenida Azadi, en el centro de Teherán.

Miles de manifestantes se enfrentaron a los cañones de agua, a las cargas con porras, a los gases lacrimógenos y a los disparos con balas, según numerosos testigos, debido a que la prensa está impedida de cubrir las manifestaciones y existen 24 periodistas detenidos.

El jefe adjunto de la policía iraní, Ahmad Reza Radan, aseguró que “las fuerzas del orden no utilizaron ningún arma de fuego para dispersar a los agitadores”. Y culpó de las muertes a los “delincuentes y agentes de la OMPI” (la Organización de los Muyaidines del Pueblo Iraní).

La manifestación fue un claro desafío al guía supremo iraní, el ayatolá Alí Jamenei, el hombre de mayor poder en Irán, que había advertido de que “no cedería a la calle”.

Pero Mir Hosein Musavi, el conservador que fue derrotado en la elección, acusó al guía espiritual de poner en peligro el carácter republicano de la República Islámica al validar la reelección de Ahmadinejad. El mensaje invita también a continuar con las manifestaciones pacíficas.

En tanto, al corresponsal de la BBC, Jon Leyne, se le dio un plazo de 24 horas para salir del país. Y el canal árabe Al Arabiya reveló que sus oficinas fueron clausuradas por las autoridades por “cubrir en forma injusta” los comicios.

Tras las violentas manifestaciones, a las que la prensa oficial calificó de “terroristas”, se acrecentaron las tensiones diplomáticas con los países occidentales, en particular Gran Bretaña. El presidente Mahmud Ahmadinejad reclamó a Estados Unidos y a Gran Bretaña que cesen sus “injerencias” en los asuntos internos.


    Diario La Primera

    Diario La Primera

    La Primera Digital
    Diario La Primera comparte 119374 artículos. Únete a nosotros y comparte el tuyo.