Represión china

El toque de queda se impuso en la región de Xinjiang, una región autónoma de China en que estalló la violencia luego que la mayoría uigur se enfrentara a la administración central, que reprimió las protestas con un saldo de más de 170 muertes, centenas de heridos y unos 1,400 detenidos.

| 08 julio 2009 12:07 AM | Mundo |619 Lecturas
Represión china
Un uigur se enfrenta a los policías chinos.
Unos 170 muertos deja violencia étnica en la región de Xinjiang.
619  

Las protestas en las calles de Urumqi, la capital de Xinjiang, se iniciaron hace una semana luego que los rebeldes demandaran investigar el linchamiento de dos uigures por la etnia han, la mayoría china, en una fábrica de la provincia de Guangdong. Los muertos fueron acusados de haber violado a una mujer.

La región enfrenta serios problemas con la administración central porque el gobierno comunista promueve migraciones masivas de han, razón por la que representan ahora el 40% de la población.

Pese al desarrollo económico, la vida se ha hecho más difícil para los uigures en los últimos años, por la inmigración de jóvenes hanes que cuentan con una gran preparación técnica. Además, existe preocupación por la presión del gobierno para que los uigures emigren a otras partes, pues temen que acaben trabajando en clubes, bares o en el mundo de la prostitución.

Aunque Xinjiang tiene actualmente un gobernador uigur, la persona que ostenta el poder es el secretario general regional del Partido Comunista chino, Wang Lequan, quien pertenece a la etnia han. El domingo un grupo de 300 estudiantes uigures convocó una protesta para pedir justicia por el linchamiento y empezó a marchar, de forma pacífica, desde la Plaza del Pueblo, pero al llegar al bazar de Döng Körkük, otro grupo violento comenzó a atacar a la gente, provocando un número indeterminado de muertes. En respuesta, los han salieron a la caza de los uigures musulmanes.

Luego intervino el ejército, incrementando las muertes. Los testigos no se explican el alto número de decesos, menos en el barrio uigur, donde la versión es que el ejército cargó contra todos: uigures, han y el resto de minorías de la capital.

Ayer, armados con garrotes, porras eléctricas, machetes y otras armas, los han recorrían las calles de la capital a la busca de los uigures. "El gobierno no va a hacer justicia, no nos queda más remedio que ocuparnos nosotros de eso", explicó uno de ellos.

Pero los soldados hicieron poco por detener a los enfurecidos han, que marchaban cantando el himno nacional chino o corrían armados ante cualquier rumor de que un uigur había sido avistado. Wang Lequan, anunció que estará en vigor un toque de queda y se llevarán a cabo "controles de tráfico" con el fin de evitar nuevos enfrentamientos.

Antes de que los hanes recorrieran las calles, cientos de uigures se congregaron para protestar por la represión policial. Muchos de ellos eran mujeres que mostraban los carnés de identidad de sus maridos, hermanos o hijos que aseguran fueron detenidos arbitrariamente.

Loading...



...
Diario La Primera

Diario La Primera

La Primera Digital

Colaborador 1937 LPD

Diario La Primera ha escrito 125390 artículos. Únete a nosotros y escribe el tuyo.

Deje un comentario