Presidenta dice pueden caer en la crisis

La presidenta brasileña Dilma Rousseff reconoció ayer que pese al desarrollo que han alcanzado, su país no es “inmune” a la crisis global. Además, lanzó una “cruzada” en defensa de la industria y contra la “competencia predatoria”. “Vivimos un momento de turbulencia económica y Brasil tiene condiciones de enfrentarla, pero no puede declararse inmune a sus efectos”, sostuvo.

Por Diario La Primera | 03 ago 2011 |    
Presidenta dice pueden caer en la crisis
Sólidos pero no inmunes.

Rousseff lanzó ayer el programa Brasil Mayor, que busca la exoneración de impuestos y dar créditos baratos para la industria. Dijo también es que esperan que este plan sea una “cruzada” en defensa de la industria y el mercado nacional al que se incorporaron “40 millones” de consumidores en los últimos años.

La mandataria detalló que el plan contempla recortes tributarios por 25 mil millones de reales (unos 16 mil millones de dólares) en los próximos dos años, con el objetivo de mejorar la competitividad de la industria en el mercado internacional y a fortalecer su presencia en el mercado interno.

El programa incluye varios beneficios fiscales, un régimen de preferencia para los productores nacionales en las compras gubernamentales, más créditos oficiales para estimular la innovación tecnológica y contempla la futura creación de un régimen tributario especial para el sector automotor.




    Diario La Primera

    Diario La Primera

    La Primera Digital
    Diario La Primera comparte 119376 artículos. Únete a nosotros y comparte el tuyo.