Oposición ahora quiere diálogo

Los enfrentamientos en los alrededores de la plaza Tahrir continuaban a una semana del inicio de los choques con la policía, acciones que se saldaron ayer con la muerte de dos personas por disparos de perdigones hechos por las fuerzas del orden. La escalada de la violencia obligó a los grupos opositores a reclamar el diálogo con los islamistas.

| 31 enero 2013 12:01 AM | Mundo | 1.2k Lecturas
Oposición ahora quiere diálogo
La crisis egipcia obliga a los adversarios de los islamistas a retractarse de su postura inicial contraria a la negociación.

Más datos

DETALLE

En Berlín, Mohamed Mursi se comprometió a no instaurar un Estado “militar ni teocrático” y aseguró que mantendrá diálogos “con todas las fuerzas políticas que obtengan representación parlamentaria”.
1292

Agentes policiales y manifestantes se enfrentaron en la plaza Simón Bolívar, a unos metros de la plaza Tahrir y de la calle que conduce a la embajada de Estados Unidos, que se encuentra tapiada desde los disturbios de setiembre.

Para tratar de salvar la espiral que amenaza con demoler la democracia, la oposición reclamó el inicio del diálogo. El Frente de Salvación Nacional, la principal alianza de la oposición no islamista, se retractó de su postura inicial.

En un mensaje a través de Twitter, su líder Mohamed el Baradei llamó a celebrar «una reunión inmediata entre el presidente, los ministros de Defensa e Interior, el partido gobernante (La Libertad y la Justicia), la corriente salafista y el Frente.

El primer punto de debate es poner fin a la violencia e iniciar un diálogo serio. A la espera de un préstamo de 4.800 millones de dólares del Fondo Monetario Internacional, la economía egipcia se convirtió en uno de los combustibles de la protesta.

En un mensaje en Twitter, El Baradei condicionó la participación a un “diálogo serio” con ciertas garantías, en primer lugar “la formación de un gobierno de salvación nacional y una comisión para enmendar la Constitución”.

Antes de partir hacia Alemania, el presidente Mohamed Mursi cedió a los gobernadores de Ismailia, Suez y Port Said el poder de variar o incluso suspender el toque de queda decretado el domingo. Desde entonces, los vecinos de estas tres provincias jalonadas por el canal de Suez han desafiado la medida.


¿Quieres debatir este artículo? prueba abriendo un tema en nuestros foros.

En este artículo:


...
Diario La Primera

Diario La Primera

La Primera Digital

Colaborador 1937 LPD