Obama dijo que la maratón no morirá

El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, destacó que la actitud de los habitantes de Boston frente a los ataques terroristas mostró la determinación del país de no sucumbir ante el temor colectivo que buscaron inyectar sus autores.

| 19 abril 2013 12:04 AM | Mundo | 654 Lecturas
Obama dijo que la maratón no morirá
Promete capturar a los responsables del atentado que dejó tres muertos.

Más datos

CARTAS

El FBI detuvo a un hombre acusado de ser el remitente de los dos sobres enviados al presidente Barack Obama. El sospechoso fue identificado como Paul Kevin Curtis. Ambas cartas estaban fechadas el 8 de abril y datan de Memphis, Tennessee, e incluían la misma frase: “Descubrir el daño y no denunciarlo, es convertirse en un cómplice silencioso de su perpetuación”.
654

“Su determinación es el mayor desdén a quienes cometieron este acto atroz”, enfatizó el mandatario ante cientos de personas congregadas en la Catedral de la Santa Cruz en Boston, durante el servicio multirreligioso al que asistieron autoridades estatales y locales.

Obama rindió homenaje a las víctimas del atentado y al espíritu de la ciudad y su histórica maratón. “Volveréis a correr”, proclamó ante dos millares de personas, entre las que se contaban muchos atletas.

El momento más aplaudido fue cuando el presidente mencionó la próxima competición: “El año que viene, en el tercer lunes de abril, el mundo volverá a esta gran ciudad americana para correr más que nunca, para animar más fuerte, en el 118 maratón de Boston. Contad con ello. Terminaremos la carrera”, dijo.

Con su discurso, el presidente pretendió animar a la ciudad, en la que estudió Derecho en la Universidad de Harvard. “Un trozo de esta ciudad también está dentro de mí”, indicó al prometer la captura de los autores del atentado que dejó tres muertos.

Obama habló ante dos millares de personas, entre ellas familiares de víctimas, policías, bomberos, médicos y políticos. La mayoría de los asistentes eran ciudadanos de a pie. En la segunda fila estaba Joe Kennedy, congresista de 32 años elegido en noviembre, nieto de Robert Kennedy y sobrino-nieto del presidente asesinado John Kennedy.

En la cuarta se sentaba Mitt Romney, el candidato republicano que se batió con Obama en noviembre. Pocos se acercaban a hablar con él. Romney fue gobernador de Massachusetts y jefe de la congregación mormona de Boston.

Mientras tanto, las investigaciones continúan sin que se tengan mayores resultados. Uno de los adolescentes que era investigado por el FBI como uno de los posibles sospechosos de colocar las bombas en la maratón de Boston, contó que quedó en ‘shock’ cuando vio su imagen en la televisión y en todas las redes sociales.

Salah Barhoun, de 17 años, acudió a la policía para aclarar que él no tenía nada que ver con el atentado. Algunos medios difundieron imágenes de personas que estaban en el lugar de las explosiones y los calificaron como sospechosos. Pero el FBI dijo que busca solo a dos sospechosos.

Tres días después de que murieran tres personas, la investigación dio pocos frutos. Y la necesidad por encontrar a los culpables hace que se precipiten los juicios y algunos inocentes se vean como sospechosos.

¿Quieres debatir este artículo? prueba abriendo un tema en nuestros foros.



...
Diario La Primera

Diario La Primera

La Primera Digital

Colaborador 1937 LPD