“Monstruo de Viena” confesó todo

Viena.- Josef Fritzl, ingeniero jubilado de 73 años, confesó ante la justicia austriaca haber secuestrado y encerrado a su hija Elisabeth durante 24 años -desde que cumplió 18- en el sótano de su casa de la localidad de Amstetten. Reconoció también que abusó sexualmente de ella y ser el padre de los siete hijos de su víctima.

Por Diario La Primera | 29 abr 2008 |    
Apresó y violó a su hija.
Funcionarios de la Fiscalía de Estado de Baja Austria explicaron que Frtizl hizo una “confesión exhaustiva” de lo sucedido desde 1984 a espaldas de su familia y esposa, quien daba a su hija por desaparecida. Admitió haber encerrado a Elisabeth y a tres de sus hijos (de 19, 18 y 5 años) en un calabozo de entre 50 y 60 metros cuadrados.

    Diario La Primera

    Diario La Primera

    La Primera Digital
    Diario La Primera comparte 119378 artículos. Únete a nosotros y comparte el tuyo.